La difícil situación de los clubes de barrio

Tal es el caso del Club Sportsmen Unidos, ubicado en República de La Sexta. Su comisión directiva advierte que es muy complicado afrontar los gastos y que no cuentan con ningún respaldo. “Es nuestra segundo hogar”, reflexionó Paola Foradori, tesorera de la institución.

Fundado el 4 de agosto de 1937, el Club Deportivo y Social Sportsmen Unidos de la ciudad de Rosario es sin dudas un lugar de referencia para familias, el espacio de contención, recreación y semillero de cientos de jóvenes deportistas.

Debido a las circunstancias económicas, las autoridades del club sostienen que “la situación es grave, por ahora podemos llevar las actividades adelante, pero con muchas dificultades”.

Durante una entrevista con INFOROSARIO, Paola Foradori, tesorera del club, relató la actual condición y las ganas de salir adelante: “Se pretende poder mantener a la gente del club dentro del club, seguir haciendo obras y mantener las disciplinas que tenemos para poder seguir creciendo. También, arreglar lo que se rompe es muy difícil. Queremos abrir la pile y se nos está imposibilitando por el tema de los costos, asimismo pagar el sueldo a los empleados y profes se nos está dificultando”.