La inflación de abril fue de 8,8 % por debajo del 11% de marzo y seguiría en baja
Analistas proyectan una inflación de hasta 5% en mayo, pero explican los factores que pueden causar volatilidad durante las próximas semanas

Tras la cifra de inflación de marzo de 11%, y con un costo de vida en abril de 8,8%, con lo que llegó a 1 dígito por primera vez en seis meses, los datos de la primeras semanas de mayo reflejaron que se afianza la desaceleración hacia la zona de 5%. Pero en los próximos meses algunos analistas ven más complicado quebrar la inercia y advierten sobre factores de riesgos que pueden agregar volatilidad a la inflación.

 

Inflación de mayo: se profundiza desaceleración

Los relevamientos de precios de las primeras semanas de mayo de las distintas consultoras reflejaron una consolidación de la desaceleración inflacionaria, y evidencia un menor ritmo de aumento en el valor de los alimentos. Así, estiman que el índice de Precios al Consumidor de mayo podría rondar entre 4,2% y 5%.

De acuerdo a la medición de la consultora Eco Go, el sector de alimentos y bebidas verificó en la segunda semana de mayo "un aumento de 1,3%" mientras que que en la primera semana la suba había sido de 1,1%.

"Considerando aumentos proyectados para las semanas restantes del 1%, la inflación en alimentos en mayo alcanzaría el 5,4%", pronosticó.

En ese marco, la consultora proyectó que la inflación de mayo se ubicaría en 4,6%. Sebastian Menescaldi, director de Eco Go, aclaró que aún es una estimación preliminar, y explicó que "recalculamos la baja en 2 puntos" debido a la postergación de la indexación de los servicios de gas y electricidad, a que se pospuso el incremento de las tarifas de trenes y subtes, a la baja de precios en los planes de las prepagas, al freno en la suba en los impuestos a los combustibles.

 

La inflación de abril en la Ciudad de Buenos Aires fue de 9,8%

 

María Castiglioni, directora de C&T Asesores Económicos, contó que "nosotros ya estábamos viendo desde abril una desaceleración de la inflación núcleo, incluido alimentos y bebidas, y en la primera semana de mayo esto se profundizó".

"Ante de la postergación de aumentos, preveíamos que la inflación de mayo iba a estar arriba de 6% pero debajo de 7%. Pero ante la desaceleración más marcada de los precios ligados a la núcleo que se suman a la suspensión de aumento mensual de electricidad, gas, y transporte de colectivos, vemos ahora que la inflación podría estar en torno a 5%, o incluso por debajo si se mantiene la tendencia en los primeros día del mes", manifestó.