¿Qué necesita un líder de negocio en términos de tecnología?

Para comenzar el año, siempre me gusta hacer un análisis de en dónde estamos parados en el sector empresarial, y cuáles son los desafíos tecnológicos y de negocio con los que se encuentran hoy quienes están al frente de una compañía, cualquiera sea su industria. De esta manera, me permite entender cómo puedo acompañar a estos líderes en sus necesidades, y contribuir a su crecimiento.

Para comenzar a responder, lo primero que siempre aparece es el concepto de seguridad. Ya todos conocemos de memoria las cifras en aumento con relación a ataques cibernéticos, por lo que no me detendré demasiado en ese punto, pero sí creo importante enfatizar que es una de las preocupaciones más grandes para las compañías. Entonces, para responderme a mí mismo, lo primero que necesita una compañía de tecnología es la garantía de protección de su activo más preciado, sus datos.

A la vez, las industrias continúan evolucionando a un ritmo acelerado, y demandan servicios digitales que otorguen un alto rendimiento para impulsar su transformación, desbloqueando el uso y aprovechando el crecimiento e innovación del Machine Learning, la Inteligencia Artificial, el Big Data, y el High Performance Computing. De hecho, en Argentina, según un estudio realizado por IBM, el 60% de las organizaciones quiere empezar a usar inteligencia artificial, o se encuentra en fase exploratoria. Mientras que una quinta parte ya lo está haciendo.

Me gustaría hacer doble clic sobre Big Data, para entender mejor qué es lo que aporta hoy en día a los tomadores de decisiones. Hace algunos días, el portal de noticias Comercio y Justicia, informó que en 2022 las empresas argentinas que ofrecen servicios tecnológicos duplicaron el uso de análisis de datos con Big Data.Pero ¿a qué se debe ese auge? La popularidad de esta tendencia responde a que cada vez existe un mejor aprovechamiento de la información que está disponible online, por lo que el Big Data es la herramienta a través de la cual la información se convierte en datos de valor, permitiendo a los líderes de negocio tomar decisiones informadas, optimizando así sus recursos.

Todo lo anterior nos demuestra que la innovación es constante, y también nos da el puntapié para traer a la mesa otra de las necesidades tech de los líderes actuales: la computación en la nube. Algunos tal vez se preguntarán si esto ya no es algo vintage, o de qué manera la nube se relaciona con la innovación, siendo que esto ya es un concepto que forma parte de la conversación del mundo empresarial desde hace casi una década. La respuesta es sencilla: la nube aporta flexibilidad, escalabilidad y capacidades de alto rendimiento. Lejos de ser un concepto vintage, es una tecnología que está hoy más vigente que nunca.

Existe un punto clave que también deben mirar las organizaciones: la sustentabilidad. Todo lo que describí anteriormente debe poder lograrse generando el menor impacto en el ambiente (huella de carbono), minimizando los gastos en alimentación y refrigeración de los sistemas en comparación al tiempo de uso. Es crucial que las empresas proveedoras de productos y soluciones, seamos los agentes de cambio en este sentido. A modo de ejemplo, la tecnología AMD, particularmente en el centro de datos, impulsa la eficiencia energética de TI al satisfacer las demandas de rendimiento de las aplicaciones con menos servidores físicos que las soluciones de la competencia, lo que puede ayudar a reducir el uso de energía asociado y las emisiones de GEI. De esta manera, ayudamos a nuestros aliados a evolucionar, mientras impactan menos en el medioambiente.

Para cerrar este análisis, me gustaría pensar un poco más allá de lo que demandan hoy quienes llevan adelante las compañías, y adentrarnos en lo que se viene. Las empresas precisan hoy de tecnología future-proof, que les permita soportar cómputo de alto rendimiento, mientras que sienta las bases para las cargas que precisen las tendencias futuras.

Creo que en AMD entendimos perfectamente lo que precisan hoy los líderes de negocio, y a través de nuestras soluciones para centros de datos con los Procesadores AMD EPYC 7003 Milán y nuestra nueva generación recientemente lanzada al mercado AMD EPYC 9000 Genoa, respondemos a cada una de estas demandas, convirtiéndonos en aliados de las empresas, y acompañándolos en cada paso de su negocio. A su vez, estamos enfocados en acelerar la eficiencia energética de los servidores y ofrecer computación de alto rendimiento para ayudar a enfrentar los desafíos más importantes del mundo, incluida la investigación sobre el cambio climático. Es fundamental que acompañemos a nuestros partners en su camino constante de transformación, asesorándolos sobre las tendencias actuales y venideras, y aportándole hoy, soluciones que le servirán también en el futuro.