Milman S.A.: además de usar el auto de una empresa contratista del Estado, le factura por asesoramiento

El diputado de Juntos por el Cambio deberá explicar por qué emitió siete facturas a Metalúgica Oliva S.A. en concepto de “Asesoramiento en Seguridad Internacional”, por importes que suman casi un millón de pesos. Patricia Bullrich aseguró no haberle soltado la mano a su “delfín”, pero también deberá explicar por qué “Jerry” le facturó más de 700 mil pesos al Instituto que ella preside. El rol de la legisladora bonaerense Florencia Retamoso, la socia en la vida y en los negocios, que gasta más de cuatro millones de pesos por mes en pagar asesores.

El juez Daniel Rafecas sumó este jueves nuevos elementos para avanzar en la investigación que lleva adelante con la mira puesta en Gerardo Milman, por el presunto delito de “aceptación de dádiva”,luego de que los medios dieran a conocer los vínculos del legislador con una empresa proveedora del Estado.

La denuncia fue impulsada por el abogado Yamil Castro Bianchi, quien solicitó también que se investigue al legislador de Juntos por el Cambio por presunta “malversación de fondos públicos”. La presentación recayó en el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal n° 3 y la pesquisa quedó a cargo del fiscal Carlos Stornelli.

Milman había quedado envuelto en una extraña situación ante la detención de una allegada suya en un control policial de la ciudad de Buenos Aires, cuando manejaba con un registro de conducir apócrifo, un vehículo perteneciente a una empresa proveedora del estado, que obtuvo millonarias contrataciones durante el gobierno de Mauricio Macri. El vehículo involucrado es propiedad de una firma contratada por Presidencia de la Nación, la Casa de la Moneda, el ministerio de Seguridad y los bancos Nación, Central y Provincia de Buenos Aires durante la gestión Cambiemos. 

Se trata de la “Metalúrgica Oliva S.A”, una empresa dedicada principalmente a la seguridad de caudales, y que se vinculó con la cartera que, por entonces, era conducida por Patricia Bullrich, secundada por el mismísimo Milmanpara ofrecer los servicios de blindaje de vehículos para traslado e intervención de Fuerzas Policiales y de Seguridad.

“La cédula azul a nombre de Milman es indicio suficiente para considerar que el diputado ha recibido el automóvil en consideración a su oficio, es decir en su condición de Viceministro de Seguridad que facilitó negocios para la empresa que puso el vehículo a su disposición. Evidentemente se manejaba como el propietario del rodado sin serlo, y todo ello da cuenta de la necesidad de profundizar estas relaciones”, fundamentó Castro Bianchi.

En la denuncia, el abogado hizo mención a la ley de ética en el ejercicio de la función pública (25.188), la cual dispone que los“funcionarios públicos no podrán recibir regalos, obsequios o donaciones, sean de cosas, servicios o bienes, con motivo o en ocasión del desempeño de sus funciones. La consecuencia normativa de llevar a cabo este tipo de conductas, se encuentra receptada en el Código Penal, sancionando al funcionario público que admitiere dádivas, que fueran entregadas en consideración a su oficio”, añadió el denunciante.

Las extrañas facturas del diputado

Siete facturas pertenecientes a Milman por importes que oscilan entre los 45 y los 400 mil pesos, totalizando la suma de casi un millón de pesos, se sumaron al expediente que tramita en el juzgado federal. De los documentos, a los que accedió Data Clave, se desprende que el diputado le habría facturado en los últimos tres años a la empresa que figura como contratista del estado por el servicio de “Asesoramiento en Seguridad Internacional”.

“Estos elementos van en perfecta sintonía con la investigación que lleva adelante el doctor Rafecas y serán incorporadas este mismo jueves a la causa para que refuercen la hipótesis delictiva que hemos planteado sobre la recepción de dádivas incompatibles con el rol de funcionario público”, le dijo Castro Bianchi a este portal

Entre las curiosidades que aparecen en la documentación presentada ante la justicia, se destaca un factura emitida por Milman al Instituto de Estudios Estratégicos en Seguridad (IEES), una asociación civil que preside las mismísima Patricia Bullrich y que integran el mismo Milman y el esposo de la titular del PRO Guillermo Yanco, de muy buenos vínculos con los organismos de inteligencia americanos y de Israel. 

El documento, fechado curiosamente el 1 de septiembre 2022 (el mismo día del atentado contra Cristina Kirchner) es por un importe de 357.000 pesos y en el detalle consta que la supuesta paga guarda relación con “Servicios de Coordinación Organizativa”.

También aparece una factura A dirigida a Olga María del Valle Guerra Carias, fechada el 1 de octubre 2022 por la suma de 675.700 pesos, con un detalle llamativo: “Servicio de diseño de seguridad”. Guerra Carias es una venezolana de 35 años que en agosto de 2021 se inscribió en AFIP y declaró ingresos de hasta 25.000 pesos en el rubro “grabación de sonido y música”. Paralelamente, y desde entonces, generó una deuda de 45.000 pesos que está en instancia judicial con una pequeña financiera que le otorgó un préstamo minimo. 

Para el BCRA hoy, es deudora morosa categoría 5. Por lo que, se deduce, para generar su microemprendimiento de grabación de música de manera casera (pendrives) invirtió un dinero que pidió a una financiera (no más de 30.000 pesos) que, además, no pudo pagar. ¿Cómo hizo para pagarle 675.000 a Milman por servicios de seguridad?

Un dato no menor: según la dirección que figura en la facturación, la mujer habita en una vivienda precaria ubicada en la calle Guatemala 91 El Talar, Tigre.

Más asesores, a nombre de su “socia”

Florencia Retamoso es diputada provincial de Juntos por el Cambio en la provincia de Buenos Aires. Además, es una de las espadas del bullrichismo en la Tercera Sección Electoral y fue la pareja de Milman, además de la madre de su hija más pequeña. Pero también es la “socia” política y en los negocios del legislador nacional.

El crecimiento patrimonial de la pareja es significativo, sobre todo a partir del año 2016, cuando Cambiemos llegó al gobierno. “Los dos mantienen una relación donde pesa mucho más lo económico y lo político que los sentimientos, de hecho estuvieron separados mucho tiempo, durante el cual Jerry formó pareja con otra mujer y ahora parece que les convino volver a estar juntos”, confió una fuente del entorno del diputado.

Pero además Retamoso tiene costumbres muy parecidas a las del padre de su hija. Por ejemplo, a la hora de designar asesores. Según los registros de la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires, cuenta actualmente con 18 colaboradores, que perciben honorarios por un total de 4.052.223 pesos mensuales

El monto se distribuye de la siguiente manera: 4 ostentan la Categoría 6, con un sueldo de 110.0401 pesos; uno de Categoría 20, con un sueldo de 319.116 pesos; dos de Categoría 1, por un sueldo de 82.530; uno de categoría 15 por 221.914 pesos; uno de categoría 12 por un sueldo de 160.475 pesos; siete de categoría 19 por 291.606 pesos; uno de categoría 18 por 283.353 pesos; uno de categoría 25 por 420.903.

Entre los asesores se encuentran, por ejemplo, Horacio Brescia, sin formación aparente, ni conocimiento sobre qué función cumple, ni en qué asesora. En sus redes sociales se muestra como prestamista. Cobra 82.530 pesos. Damián Cohan, el personal trainer que también funge con Milman como asesor por 120.000 pesos, cobra 319.116 pesos pagados por la legislatura bonaerense. 

Alejandra Di Stéfano, amiga de la infancia de Retamoso, militante del grupo de mujeres del PRO, cobra un sueldo de 160.475 pesos. María Laura Chan, cobra como asesora categoría 291.606 pesos. No se le conoce función, trabaja en las canchas de tenis Le Blon. donde organiza ferias. Juan Segundo Roson, con salario de 291.606 pesos, también es asesor de Milman con un sueldo de 100.000 pesos, figura ante la AFIP como “asesor inmobiliario”

Juan Ignacio y Martín Leandro Penelas, uno es editor de videos y el otro tiene una banda de rock. Son hermanos de alrededor de 25 y 23 años, e hijos de un amigo de Retamoso. Cada uno cobra un salario de  291.606 pesos. Malena Buil es estudiante de marketing. Figura como asesora en categoría 19 con un sueldo de 291.606 pesos. Mariana Esther Temnyk vende ojotas por internet, cobra como asesora categoría 6 un sueldo de 110.040 pesos. Se la ve en fotografías como militante repartiendo boletas. 

Alfredo Martín Culatto es quien cobra la categoría mas alta, la 25, por 420.903 pesos. Es el único referente político del nucleo chico de Bullrich, viene del Ministerio de Seguridad y es armador político de la provincia en la precandidatura a gobernador de Javier Iguacel. Tuvo denuncias por escuchas ilegales. Nicolas Javier Diaz Repice es diseñador de software y como asesor cobra 291.606 pesos sin que se le conozca función. 

Colaboró en esta investigación: Ivy Cángaro