Argentina semifinalista: La Selección le ganó por penales a Países Bajos y está entre los cuatro mejores

Con un Dibu Martínez que atajó dos en la definición y el último convertido por Lautaro Martínez, la “Scaloneta” supo salir adelante y avanzar de ronda en un partido y definición al borde del infarto. A los 100 minutos y literalmente en la última del partido, Wout Weghorst, que también había logrado el descuento, empató 2 a 2 el partido que Argentina ganaba con los goles de Nahuel Molina y Lionel Messi de penal. En el suplementario, nuestro seleccionado lo buscó y casi lo gana sobre el final con un remate de Enzo Fernández que dio en el palo. Seguimos adelante.

El partido se juega en el Estadio Lusail, bajo arbitraje del español Antonio Mateu Lahoz, quien está acompañado por sus compatriotas Pau Cebrian (asistente 1), Roberto Díaz (asistente 2) y Alejandro Hernández (VAR).  El ganador de este cruce de cuartos de final será el rival del subcampeón vigente, Croacia. 

Los primeros minutos fueron de estudio para ambos equipos. Argentina apostó a explotar sobre todo el andarivel derecho para llegar a fondo y lastimar. El equipo neerlandés, en tanto, apostó a recuperar la pelota rápido y salir lanzado hacia el arco de ‘Dibu’ Martinez.

La primera llegada de la Selección Argentina recién se dio a los 21 minutos de esa primera etapa. Tras una pelota aislada, Messi quedó de frente al arco y probó desde lejos. El remate se fue alto y desviado. Tres minutos después llegó la primera aproximación del equipo de Van Gaal. Con más empuje que juego asociado, llegaron los naranjas por intermedio de Memphis Depay. 

Pero la gran emoción llegó a los 33 minutos de la primera etapa. Messi vio un pase donde nadie otro puede verlo para una entrada profunda de Nahuel Molina, quien llegó a posición de nueve para puntear la pelota y abrir el marcador. Locura en Lusail. 

Sobre el cierre de la primera etapa el equipo de Van Gaal tuvo una situación clara en un tiro libre peligroso, pero ‘Dibu’ Martinez lo pudo contener sin dar rebote.  Para la segunda etapa Van Gaal movió el banco. Adentro Steven Berghuis y Teun Koopmeiners, afuera Marten de Roon y Steven Bergwijn. Lo tuvo Messi de tiro libre, pero la pelota apenas se fue por encima del travesaño.

A los 20 llegó un cambio importante en el mediocampo. Salió Rodrigo de Paul, totalmente extenuado, para dejarle el lugar a Leandro Paredes y cambiar toda la configuración de la zona de gestación.

A los 25 minutos Van Dyjk tocó a Acuña en el área y de La Hoz sancionó penal para Argentina. Lionel Messi tomó la pelota y la disparó lejos del gigante neerlandés Andries Noppert Se amplió la ventaja en favor de la albiceleste.

A los 38 llegó el momento dramático, Wout Weghorst (recién ingresado) la colocó de cabeza y descontó para Países Bajos. Aún había partido en Lusail, y los naranjas estaban decididos a vender acaro el ticket a semifinales.

En el último minuto llegó el empate. Con una jugada preparada, Wout Weghorst la empujó al fondo de la red, eludiendo a Enzo Fernández. y nos fuimos al alargue. 

En el tiempo suplementario, no pasó demasiado. Las más claras fueron de Argentina que casi lo gana en la última con un remate de Enzo Fernández que dio en el palo. Todo fue a los penales y ahí el Dibu se hizo gigante atajando dos y Lautaro Martínez metió el quinto definitivo para desatar la locura en Doha. Argentina sigue, Argentina vive y la Scaloneta, va….