EL COLEGIO DE ARQUITECTOS DIÓ SU OPINIÓN SOBRE NORMAS PARA FISHERTON PARA SU ANÁLISIS EN EL CONCEJO

La comisión de Planeamiento recibió a integrantes de la entidad. Pasó a cuarto intermedio para seguir con el análisis del tema.

En la reunión de ayer, lunes 7 de noviembre, en la Sala de la Memoria del Anexo “Alfredo Palacios” la comisión de Planeamiento recibió a integrantes de la comisión de Urbanismo del Colegio de Arquitectos de Rosario, quienes expusieron su posición acerca del mensaje del Departamento Ejecutivo que modifica normativas urbanísticas para el barrio Fisherton.

Tras hacer referencia a frases de algunos urbanistas mencionaron tres aspectos que deben tenerse en cuenta, “ecología, economía y calidad del transporte público”.

Consideraron que debería abordarse las normativas urbanísticas para toda la ciudad, tanto el área central, como los cordones perimetrales.

Igualmente propusieron que “debe haber estudios de impacto ambiental, y de movilidad y garantizar la provisión de infraestructura” de cloacas, pluvial, energía eléctrica y agua, dado que donde hay una vivienda se pueden hacer 124, 200 ó 500.

Recordaron que “hay quienes viven hace 50 años en Fisherton y tienen zanjas y pozos ciegos”.

También remarcaron la necesidad de “audiencias públicas para compatibilizar entre la opinión de los vecinos y los desarrolladores inmobiliarios”.

Por otra parte destacar la importancia del arbolado, “en la conservación del microclima” y sostuvieron “que después de la avenida de Circunvalación la temperatura en verano baja 5 grados, lo mismo que en Funes, y eso es muy valioso mantenerlo”.

Acerca del arbolado consideraron que debería “inventariarse y catalogarse a las especies”.

En otro aspecto plantearon que “en el interior del barrio, no en los corredores, debería construirse no más de planta baja y un piso, no planta baja y 3 pisos” y resaltaron la necesidad de “mantener a rajatabla el retiro de jardín y los deslindes parcelarios”.

Expresaron la preocupación “por la pérdida del activo ambiental. En Fisherton están esa grandes casas que hoy son difíciles de mantener, entonces hay que buscar alternativas amigables”.

Respecto a los salones de fiesta en el área, indicaron que “no condice con el perfil del barrio”.

La presidenta de la comisión, Nadia Amalevi, de Arriba Rosario, propuso dejar abierta la comisión para analizar lo relacionado con el tema Fisherton. En tanto la concejala María Fernanda Gigliani, de Iniciativa Popular (IP), recordó que el Departamento Ejecutivo debe enviar información requerida por los ediles.

Posteriormente concejalas y ediles recibieron a una vecina del barrio Hostal del Sol, Nadia, quien expresó su reclamo con relación a un salón de fiestas infantiles, “pero que hace fiestas nocturnas, hasta las 3”.

Remarcó que “no hace fiestas infantiles, sino nocturnas” y destacó que “es una carpa por lo que no hay ninguna insonorización”.

Dijo la vecina del lugar que “hay una parte edificada, para 25 ó 30 personas, pero luego se puso una carpa, con aberturas”.

“No sé más que hacer”, expresó y agregó que “no queda otro camino que, por favor nos ayuden, no podemos dormir tranquilos. Necesitamos que se haga algo”.

Destacó que se juntaron firmas entre quienes viven en la manzana, además de numerosas denuncias y presentaciones.

Aclaró el edil Juan Monteverde, de Ciudad Futura, que lo relacionado a las habilitaciones depende del Departamento Ejecutivo.

Después fue el turno de la directora de Arquitectura del Concejo, Graciela Garate, quien explicó expuso detalles de una obra que debe hacerse en el Palacio Vasallo –de valor patrimonial- con relación a los desagües de uno de los baños del edificio.

Los integrantes de la comisión indicaron que abordaran el tema en la comisión de Labor Parlamentaria.

Se otorgó proveído favorable y derivó a la comisión de Gobierno un mensaje del Departamento Ejecutivo respecto a una obra ejecutada sin permiso en zona de la avenida Pellegrini afectada a ensanche.

Recibió igualmente despacho un mensaje del Departamento Ejecutivo por el que se autoriza una subdivisión de un lote.

En tanto obtuvo proveído favorable a la comisión de Feminismos, Disidencias y Derechos Humanos un proyecto de la edila María Luz Ferradas, de Ciudad Futura, a quien acompañaron sus pares de bancada, Caren Tepp, Jesica Pellegrini, Monteverde, y Pedro Salinas, por el que se modifica la normativa del Banco de Materiales Rosario para priorizar iniciativas vinculadas a mejoras en accesibilidad.

Se precisó que la edila Gigliani enviará una modificación para agregar al texto.

Recibió por su parte despacho, de la concejala Silvana Teisa, de Todos Hacemos Rosario, a quien acompañaron su par de bancada, Lisandro Cavatorta, y la edila Gigliani, un decreto que encomienda al Departamento Ejecutivo que inspeccione el complejo habitacional ubicado entre la avenida Grandoli y las calles Esteban de Luca, Alice y Gutiérrez, “a fin de determinar las obras necesarias que garanticen la seguridad de la estructura y las condiciones de habitabilidad”.

Continúa en tanto en estudio el proyecto del edil Alejandro Rosselló, de Unión Pro/Juntos por el Cambio, que incorpora el sistema de anclajes al Reglamento de Edificación.

Reiteró el concejal Rosselló que “es un método mucho más seguro” para construir.

La edila Teisa, se preguntó “cuál es el problema de pedir el consentimiento” al lindero y en el mismo sentido reiteraron tal planteo la concejala Gigliani y el edil Monteverde.

Quedó igualmente en estudio un mensaje del Ejecutivo con el Plan de Detalle para la zona de avenida Eva Perón y Maradona.

Por último, participaron de la reunión de la comisión de Planeamiento y Urbanismo, su presidenta, Nadia Amalevi, de Arriba Rosario; María Fernanda Gigliani, de Iniciativa Popular; Juan Monteverde, de Ciudad Futura; Silvana Teisa, de Todos Hacemos Rosario; Alejandro Rosselló, de Unión Pro/Juntos por el Cambio, y Verónica Irizar, del bloque Socialista.