Atentado en Córdoba: Atacaron a balazos al intendente de San Francisco. Perdió un riñón

Damián Bernarte estaba saliendo de los festejos del “Día del Bancario” cuando fue interceptado por dos hombres.

El intendente de San Francisco, Damián Bernartefue herido en la madrugada de este domingo con un disparo de fuego cuando se retiraba del festejo del Día del Bancario, que se realizaba en el Superdomo de la ciudad cordobesa. 

Según el medio local La Voz de San Justo, al jefe comunal le habrían disparado “a una distancia media” y quedó afectado “el costado izquierdo” con un orificio de entrada pero no de salida. “Le dieron cerca de su auto, pero volvió al evento para buscar ayuda. Estaba consciente y había reconocido a su atacante”, según relataron a dicho portal los primeros que auxiliaron al intendente. 

La agresión fue alrededor de las 2.30 de la madrugada de este domingo cuando el funcionario salía de la fiesta del Día del Bancario a la que había sido invitado en el “Superdomo”. Según los primeros datos de la investigación judicial, Bernarte se encontraba solo cuando recibió la agresión de dos personas que lo interceptaron antes de subir a su camioneta y le dispararon a corta distancia

Luego, fue llevado al Hospital local “J. B. Iturraspe” por una ambulancia que se encontraba a pocas cuadras del evento acompañado y asistido por Gustavo Klein, médico y presidente del Concejo Deliberante, que estaba en el mismo evento. 

En el nosocomio se determinó que por el tipo y el grado de la lesión requería intervención quirúrgica. La operación llevó varias horas, la última información del domingo por la mañana indica que el intendente estaría fuera de peligro. Sin embargo, Bernarte perdió un riñón producto del ataque.

Según el medio local, la Policía de la Provincia de Córdoba montó un operativo cerrojo y rápidamente detuvo a un hombre de 27 años, que estaría vinculado con el hecho, y otro de 52 años. Los dos sospechosos fueron identificados como Carlos Lucato (52)y su hijo Renzo Lucato (27). Por último, se confirmó que el arma utilizada sería un revólver calibre 22 y que ya habría sido secuestrada.

Hasta el momento, la hipótesis más firme que tiene la justicia es un intento de homicidio. Según el diario La Voz del Interior, no se descarta una “cuestión personal” como trasfondo de la agresión.