Las víctimas de la inseguridad y sus familiares consiguieron la sanción en Santa Fe de su ley de protección

La Cámara de Diputados de la provincia dio ayer jueves sanción definitiva a la Ley de Protección de Derechos y Garantías de Víctimas de Delitos y sus familiares.

Ayer jueves, la Cámara de Diputadas y Diputados de Santa Fe aprobó por unanimidad la Ley de Protección de Derechos y Garantías de Víctimas de Delitos y sus familiares que establece que el Estado brinde un servicio de representación judicial gratuita para que las víctimas puedan participar activamente del proceso penal a los autores de los delitos, después de un año de esfuerzo y sacrificio para ser escuchados.

Así, de forma integral se intervendrá y se modificará la forma de accionar de los tres poderes del Estado que deberán acompañar tanto a los familiares como a las propias víctimas de algún hecho violento producto de la inseguridad.

“Para nosotros esta ley es un pasito que hemos conseguido después de estar un año entero acampando y pidiendo que se nos ayude y escuche. Realmente estábamos muy desprotegidos, no teníamos nada a favor. Todo en contra”, detalló a la prensa Ana, la mamá del Oso Cejas, uno de los casos más resonantes de la inseguridad en Rosario.

Entre otras cuestiones, establece que el Estado brinde un servicio de representación judicial gratuita para que las víctimas puedan participar activamente del proceso penal a los autores de los delitos.

Asimismo prevé que “las asociaciones de víctimas santafesinas tengan un reconocimiento real y un deber de parte del Estado y de los tres poderes”. Se incorporó también a la víctima indirecta, a los familiares, cónyuge, conviviente, padres, adoptantes, hijos, hermanos, tutores o guardadores que tengan los mismos derechos, inclusive a ser querellantes.

El autor de la iniciativa, Oscar Cachi Martinez, agradeció la paciencia de los familiares de víctimas y celebró la aprobación de la iniciativa. “Las víctimas transformaron el dolor en acción y si bien no van a poder tener la reparación necesaria, hoy se está cambiando el paradigma de la justicia”, indicó el legislador.

En este sentido añadió que “lamentablemente cada vez más santafesinos se ven en esta situación y es responsabilidad del Estado trabajar para que se termine la inseguridad y la impunidad, pero también apoyar y ayudar a sanar estas heridas, porque nadie se prepara para ser víctima de un delito, y es como si te estallara una bomba en la cara”.

Por último, destacó que el proceso de aprobación de esta ley llevó dos años y medio y contó con la participación de víctimas y familiares de víctimas. Asimismo agradeció al ex gobernador Miguel Lifschitz por el apoyo a la creación del observatorio, lo que permitió escuchar todas las voces.

Con la modificación introducida al proyecto inicial en la Cámara de Senadores “las asociaciones de víctimas santafesinas tendrán un reconocimiento real y un deber de parte del Estado y de los tres poderes”.

Desde la Cámara alta aclararon que la normativa concede a la víctima el derecho a ser escuchada en un juicio, a declarar y a opinar, a decir lo que le pasó, lo que siente y el método será la forma que elija la propia víctima; en su domicilio por métodos virtuales, por escrito, por video, o como lo crea mejor, porque lo que cuenta es que pueda expresarse de la manera más cómoda la víctima.

Una de las modificaciones introducidas, es la creación de la “Defensoría de Víctimas”, que velará porque se cumplan los derechos de la ley. Tendrá el carácter de orden público y no puede ponerse en su duda su aplicación, y desde el policía que recibe la denuncia, hasta el juez de cámara que tiene que dictar una sentencia, “tienen que tratar a las víctimas de manera correcta.