UTA anunció un paro por 72 horas para la semana próxima

El gremio y las cámaras empresarias no lograron alcanzar un acuerdo y se profundizan las medidas de fuerza en demanda de un aumento que ya había sido acordado en paritarias. La pelea con Nación por los subsidios y los reclamos al Congreso para que declare la “emergencia” en el servicio.

La Unión Tranviarios Automotor (UTA) y las cámaras empresarias de la actividad se reunieron nuevamente este martes en el Ministerio de Trabajo tras un cuarto intermedio. Sin embargo, las partes no llegaron a un acuerdo por los salarios y se dispuso un paro de actividades en el interior del país durante 72 horas. La medida de fuerza se extenderá durante los días 25, 26 y 27 de octubre.

“Estamos cansados de esta falta de respeto al trabajador .Esta claro que pretenden trabajadores de segunda, no lo vamos a permitir”, señala el comunicado firmado por el secretario general del gremio, Roberto Carlos Fernández.

La cartera laboral -ahora comandada por Raquel “Kelly” Olmos– había convocado a nueva reunión conciliatoria en otro intento para destrabar el conflicto por la aplicación del aumento salarial convenido en negociaciones paritarias para el personal del interior, luego de un paro de 48 horas.

La problemática se centra en los subsidios que destina el Gobierno nacional al interior y la cuestión salarial. En el AMBA se sellaron acuerdos paritarios y la UTA busca lograr la equiparación con los demás choferes del país.

Desde el gremio afirman que están dispuestos a dialogar y piden la intervención de las autoridades competentes, sin embargo, advierten que “no quieren encontrarse en el medio de una disputa entre Nación y las provincias”.

El reclamo al Congreso

La UTA también volvió a reclamar al Congreso que declare la emergencia en el transporte de pasajeros del interior. Esta iniciativa obtuvo dictamen en la Comisión de Transportes, presidida por el diputado Jorge Rizzotti (UCR), en junio pasado, pero no fue tratada en el recinto de la Cámara baja.

Según el dictamen, se prevé el aumento, dentro del presupuesto nacional vigente, del fondo compensatorio al transporte público del interior por la suma de $59 mil 500 millones. Las jurisdicciones municipales y provinciales que adhieran al fondo compensatorio tendrán la posibilidad de rendir cuentas hasta el último día hábil de cada mes; en tanto, el gobierno nacional, dispondrá de 10 días hábiles una vez recibida la rendición para efectuar el pago subsidiario correspondiente

Sin embargo, con el debate del Presupuesto 2023 en marcha, la discusión se trasladó allí. El ministerio de Economía pretende una asignación de $66 mil millones mientras que la oposición, con apoyo de miembros del propio oficialismo, por inercia de la inflación, ahora quiere establecer en $100 mil millones. Se define esta semana en el tratamiento de comisión.