La inflación de septiembre fue de 6,2% y acumuló un 66,1% en lo que va del año

Los analistas pronosticaron un 100,3% para todo el año. La directora del FMI, Kristalina Georgieva, habló de lanecesidad de “controlar la inflación” en el país.

El Índice de precios al consumidor (IPC) aumentó 6,2%  en septiembre, y acumuló un alza de 66,1% en los primeros nueve meses del año, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

En la comparación interanual, la inflación minorista registró un incremento de 83%.

Las mayores subas se anotaron en los rubros “Prendas de vestir y calzado” con el 10,6%, seguida por “Bebidas alcohólicas y tabaco” con el 9,4%, donde se destacó el alza de los cigarrillos.

Durante septiembre, también sobresalió el incremento salarial de trabajadores de casas particulares –que impactó en Equipamiento y mantenimiento del hogar, que registró un alza del 6%, así como las subas de las tarifas del transporte público –subterráneo, taxi, aéreo, entre otros– y el arrastre que dejó el aumento de los combustibles a fines de agosto, que impactaron sobre Transporte con un alza del 5,8%.

El rubro de “Alimentos y bebidas no alcohólicas” fue del 6,7%; que resultó la división que más incidió en todas las regiones.

A nivel de las categorías, lideró el alza mensual Estacionales, con el 11,7%, explicada, en parte, por las subas de indumentarias, verduras y frutas, seguida por el IPC Núcleo, con el 5,5% y, finalmente, Regulados, 4,5%.

Los analistas financieros estimaron una inflación del 6,7% para septiembre y del 100,3% para todo el año.

Para este año, el proyecto de Ley de Presupuesto presupone una inflación del 95%, y del 60% para el 2023.

Para la consultora EcoGo, esa baja no es posible en un contexto donde “el ajuste fiscal lo hace la inflación, y donde el aumento en el crawling peg (ritmo de devaluación), la tasa de interés y las tarifas te pone un ritmo de inflación en torno al 6/7% mensual”. 

También ven “inconsistente” un dólar a $ 269,9 a fines de diciembre de 2023, lo que implica una suba interanual de 62,1%, mientras en el mercado esperan un dólar a $ 301 en promedio (un aumento del 72%), sin descartar una devaluación.