Así será “La torre del Parque”

El mega edificio se ubicará en Puerto Norte y tendrá  60 pisos, convirtiéndose en el más alto de Rosario y el segundo del país. Su construcción llevará 5 años.

Por Florencia Weibel

El proyecto fue desarrollado por la alianza Sancor Seguros con la constructora Obring y ya fue aprobado por la Secretaría de Planeamiento. Ahora debe ser analizado por el Concejo municipal.

La torre se levantará frente al Paraná en un predio de 1.7 hectáreas pegado al norte del complejo Forum y demandará una inversión de más de 100 millones de dólares. La propuesta contempla oficinas, departamentos, guardería náutica, comercios, dúplex, un amplio parque y la construcción de un mirador panorámico de acceso público.

En diálogo exclusivo con INFOROSARIO, Pablo Gagliardo director de Obring detalló las características del proyecto de su autoría que busca ser pionero, estético y sustentable: “La idea empezó con el concepto de abrir al máximo el terreno y generar en la zona un gran parque, el más grande que va a tener Puerto Norte, abierto al público de casi 2 hectáreas, y así llevar toda la edificabilidad a la mínima superficie de pisada y buscar la máxima altura”.

El rascacielos llegará a los 200 metros. Sus 60 pisos se distribuirán de la siguiente forma: los primeros 20 serán destinados a oficinas y los 40 restantes a departamentos de entre 2 y 5 ambientes. Además contará con amenities, parrilleros, gimnasio y un salón de usos múltiples. Si bien aún no tiene nombre, su ideólogo destacó que se trata de una torre en un parque público, un concepto distinto que busca dejar su sello en Rosario. De hecho, más del 90 por ciento del terreno será convertirá en un gran predio verde con vista al río, accesible para toda la ciudadanía. La propuesta busca poner en escena un modelo de ciudad más abierta, y transformar al nuevo edificio en una construcción de vanguardia, así lo detalló el arquitecto Gagliardo: “Queremos generar un ícono a escala ciudad y a escala local un parque que se abra a toda la zona, con la avenida que se comunica al río (son casi 200 metros de costa) y que todo esté abierto sin interrupción nos parece que es un plus”.

Al mismo tiempo puntualizó que el objetivo es también “llevar la ciudad adentro de un terreno privado, que se transforme en público, potencia toda la zona y ubica a la torre en un lugar de privilegio”.

El edificio contará con dos fachadas verdes (las caras oeste y este) que servirán como filtro y ofrecerán una terraza con vegetación.

Está prevista a su vez la instalación de un corredor de comercios en la planta baja, y en la zona de barranca habrá una guardería náutica y dúplex que estarán en conexión con ella.

El plazo de ejecución está pautado en 5 años. Una vez que sea aprobado en el Concejo, los permisos de edificación y la tecnología prevista podrían llevar cerca de un año, y luego comenzarían los trabajos informó el director de Obring.

“Es un gran desafío, buscamos un concepto más abierto de ciudad, es una torre en el medio del parque, en un parque público”, sintetizó el arquitecto Gagliardo.