Allanaron el puerto de Rosario por los cargamentos de cocaína que partieron hacia Brasil y Países Bajos

Los investigadores sospechan que salieron dos barcos, con 568 y 866 kilos de cocaína respectivamente, que luego fueron encontrados en Santos y Rotterdam

Esta tarde en el puerto de Rosario se procedió a un allanamiento producto de una investigación federal, porque fue el lugar donde salieron dos buques, uno con 568 kilos de cocaína, y otro con 866 kilos. La droga había sido encontrada hace dos meses en bolsos colocados dentro de cargamentos de maní en el puerto de Santos, en Brasil, y en el de Rotterdam, en Países Bajos, que era el destino final en todos los casos.

La investigación fue llevada adelante por la Fiscalía Federal 2 de Rosario y la Procunar, en colaboración con la Justicia Federal de Campana, se logró detener a tres personas, dos transportistas y un empleado portuario, y hay dos prófugos que están siendo intensamente buscados.

De acuerdo a la causa, la operación de tráfico de droga desde el puerto de Rosario se hizo bajo la modalidad “Rip Off”, que consiste en meter a último momento el material estupefaciente dentro de un cargamento lícito, es decir, que ya fue revisado por la Aduana y que está a punto de ser embarcado.

El contenedor de maní llegó desde General Deheza (Córdoba) hacia Rosario el 21 de junio. Y, según las medidas hechas por el Ministerio Público Fiscal y la Procunar, tuvo dos movimientos internos: uno el 22 de junio a las 23.04, cuando fue retirado de estiba original y fue colocado en el piso, y el otro el 24 de junio a las 22.47, cuando fue retirado y llevado a un lugar entre las calles 2 y 3 del predio. Ahí, el conteiner fue dejado en un “punto ciego”, en el que no puede ser visualizado por las cámaras de videovigilancia.

Siempre según la teoría de la investigación, a ese “punto ciego” se dirigieron tres camiones a las 23.10 del 24 de junio. Uno de ellos, fue puntualmente al lugar donde estaba el contenedor MSKU-1505076 y permaneció durante 20 minutos. Después, se retiró con los otros dos vehículos.

En los operativos de este miércoles fueron detenidas tres personas que serían quienes hicieron esa maniobra en el “punto ciego”. Se les secuestraron celulares, documentación y dinero –a uno de ellos, más de 15 mil dólares–.

Lo que se pudo reconstruir después es que el conteiner salió de Rosario el 28 de junio, pasó por Zárate el 29 de junio y después llegó al puerto de Santos el 5 de julio, donde fue detectado el cargamento dentro de un buque Maersk Bermuda.

Dentro del contenedor se secuestraron bolsos negros con paquetes de droga cuyo logo era “Louis Vuitton” y “Supreme”, similares a los encontrados en un galpón del barrio Empalme Graneros el pasado 26 de agosto, cuando se incautaron 1.658 kilos de cocaína.

Los ladrillos de cocaína se encontraban en paquetes “mango” dentro de dos “big bags” y la particularidad de haber hallado también una especie de material viscoso de color rojizo.

Lo curioso es que el mismo tipo de bolso es el que se encontró en uno de los allanamientos hechos el 26 de agosto por orden del juez federal de Campana, Adrián González Charvay. Específicamente en un galpón ubicado en Cerrito al 100, donde se incautó una mínima parte de los 1.658 kilos de cocaína, que fue el saldo final de los operativos de la causa denominada “Rosario-Dubai”.

Por ese motivo, el fiscal federal Claudio Kishimoto y la Procunar a través de Diego Iglesias y Matías Scilabra comenzaron a cruzar información con el juez González Charvay para saber si la misma presunta banda es la que está detrás de la salida de 568 kilos de cocaína de la Terminal Puerto Rosario con destino a Países Bajos.

Idénticos bolsos que los detectados en Santos, Brasil, fueron hallados en dos contenedores que llegaron al puerto de Países Bajos. En este caso, el pesaje de la cocaína fue de 866 kilos y fue secuestrado en dos etapas: 361 kilos estaban en un parque empresarial de Rotterdam, dentro de un cargamento de maní, y los restantes 505 kilos fueron incautados por personal de Aduana del país europeo.

Casualmente, también en este caso, la cocaína salió del puerto de Rosario, entre el 24 de junio y el 3 de julio pasado, fecha similar al cargamento de Brasil, e incluso también junto a la misma mercadería, que es el maní.