El Gobierno lanzó un mensaje por el ataque contra CFK y llamó a la unidad nacional

Los referentes de distintos sectores de la sociedad encabezaron el cierre de la manifestación con la lectura de una misiva. “No es inocente ni gratuita la legitimación de discursos extremos”, marcaron.

El Gobierno Nacional lanzó un contundente discurso en el acto de hoy desarrollado en Casa Rosada repudiando el ataque contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y haciendo un llamado a la unidad nacional, “pero no a cualquier precio”.

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, recibió en el máximo palacio gubernamental a gobernadores, funcionarios nacionales y representantes de los sectores sindicales, sociales, empresariales, de derechos humanos y diferentes credos.

Entre los asistentes se encontraron Ricardo Quintela, gobernador de La Rioja; Axel Kicillof, gobernador de la provincia de Buenos Aires; Antonio Marocco, vicegobernador de Salta; Juan Manzur, jefe de Gabinete; Mercedes Marcó del Pont, secretaria de Asuntos Estratégicos, y Gabriela Cerruti, portavoz de Presidencia.

Por el sector del sindicalismo dijo presente Héctor Daer, Carlos Acuña, Pablo Moyano, Hugo Yasky, Roberto Baradel y Andrés Rodríguez. También participa Daniel Funes de Rioja, presidente de la UIA, y Alfredo González, presidente de la CAME.

También lo hizo Estela de Carlotto (Abuelas de Plaza de Mayo) y Taty Almeida (Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora), representantes de organizaciones sociales y credos religiosos.

En ese marco, las partes consensuaron un discurso en respuesta al ataque sufrido por parte de la vicepresidenta y fue interpretado por Alejandra Darín, presidenta de la Asociación Argentina de Actores.

“Nadie que defienda la República puede permanecer en silencio o anteponer sus diferencias ideológicas al repudio unánime que esta acción depara”, comenzó diciendo la actriz, acompañada en el acto por todos los funcionarios y con la presencia central de Taty Almeida y Estela de Carlotto.

“No hay manera de relativizar ni minimizar un intento de magnicidio. La solidaridad y el repudio de dirigentes de toda América Latina, de los Estados Unidos, de Europa y del Papa Francisco muestran que el Mundo entiende cabalmente la gravedad de lo ocurrido”, agregó.

En ese marco, el Gobierno planteó que “el límite del que hemos oído hablar mucho en las últimas horas no se cruzó ayer. Si no queremos que la intolerancia y la violencia política arrasen con el consenso democrático que hemos construido todos desde 1983 a la fecha, debemos contextualizar lo ocurrido anoche contra la vicepresidenta”.

“Un sector minúsculo de la dirigencia y de sus medios partidarios viene repitiendo un discurso de odio y de negación del otro, de estigmatización y criminalización de cualquier dirigente popular. Se pasearon por las plazas más importantes con bolsas mortuorias, ataúdes o guillotinas”, denunciaron.

Sobre el cierre, el oficialismo hizo un llamado a la unidad nacional, “pero no a cualquier precio”. “El odio, afuera”, finalizó Alejandra Darín.

La actividad de un Gobierno conmocionado

Fernández llegó temprano a la Casa Rosada acompañado por el ministro de Economía, Sergio Massa, para encabezar una reunión de gabinete en la Casa Rosada. A media mañana, se sumaron al encuentro la presidenta de la Cámara de Diputados, Cecilia Moreau; y el titular del bloque oficialista en la Cámara baja, Germán Martínez.

Entre las únicas ausencias, se destacan dos, con justificación: Eduardo “Wado” de Pedro, quien fue hasta el departamento de Cristina Kirchner en la intersección de las calles Juncal y Uruguay, para acompañarla, y del ministro de Desarrollo Territorial, Jorge Ferraresi, quien eligió quedarse en su territorio, Avellaneda, organizando la movilización que el Frente de Todos realizará al mediodía a Plaza de Mayo.

La reunión contó con la asistencia del jefe de Gabinete, Juan Manzur; los ministros del Interior; de Educación, Jaime Perczyk; de Justicia, Martín Soria; de Relaciones Exteriores, Santiago Cafiero; de Seguridad, Aníbal Fernández; de Defensa, Jorge Taiana; de Transporte, Alexis Guerrera; y de Obras Públicas, Gabriel Katopodis.

También estuvieron los titulares de las carteras de Desarrollo Social, Juan Zabaleta; de Trabajo, Claudio Moroni; de Cultura, Tristán Bauer; de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus; de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié; y las ministras de Salud, Carla Vizzotti; de Mujeres, Géneros, y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta.

Asimismo, participaron presentes el vicejefe de Gabinete, Juan Manuel Olmos; la secretaría de Legal y Técnica, Vilma Ibarra; el interventor de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Agustín Rossi; la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti; el secretario de Medios y Comunicación Pública, Juan Ross; el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello; y la secretaria de Asuntos Estratégicos de la Presidencia de la Nación, Mercedes Marcó del Pont; el jefe de asesores de la Presidencia, Julián Leúnda; y la secretaria de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería, Cecilia Todesca Bocco.