Hasta la semana próxima las empresas eléctricas no podrán aplicar el aumento tarifario

Desde la Secretaría de Energía aún no les enviaron el nuevo cuadro tarifario y el incremento no puede hacerse de manera retroactiva.

Si bien a partir de este jueves entra en vigencia por primera vez el esquema de segmentación de tarifas para los usuarios de electricidad de acuerdo a sus niveles de ingreso, no será hasta que las empresas distribuidoras reciban el nuevo cuadro tarifario que se aplicará el incremento.

Fuentes oficiales como de las compañías distribuidoras de electricidad, que estimaron que estarán recibiendo las nuevas planillas entre “el miércoles y el jueves” de la semana próxima.

“Hasta ese día, lo que se tome de consumo, se factura al valor anterior. Recién cuando se tenga el nuevo cuadro tarifario se aplica” el incremento, reconoció una fuente empresaria que pidió mantener su nombre en reserva.

Hasta el momento, las estimaciones oficiales son que 5,9 millones de hogares perderán los subsidios, 20% a partir de septiembre, y que en esta primera etapa tendrán un aumento promedio de $850 por factura.

Del total de los 14,9 millones de hogares de todo el país que reciben el servicio de energía eléctrica, 6,5 millones quedaron agrupados en el segmento de menores ingresos (Nivel 2) y no tendrán aumentos.

En tanto, 2,5 millones quedaron en el segmento de ingresos medios (Nivel 3), mantendrán el subsidio y solo pagarán una tarifa más alta en el caso de superar el tope de consumo de 400 kwh mensual.

En tanto, el resto —5,9 millones de usuarios agrupados en el Nivel 1— comenzarán a perder los subsidios en forma gradual en tres etapas: a partir de septiembre, noviembre y enero próximos.

El número de hogares es mucho más alto que lo previsto durante la gestión de Martín Guzmán, que estimaba que solo 10% de los usuarios perderían subsidios, una acción que era resistida por los kirchneristas que estaban en la secretaría de Energía. En las facturas, los aumentos se verán reflejados los cambios a partir de octubre.