Quiso ingresar al país desde Estados Unidos con 40 frascos de Popper

Un pasajero argentino quedó detenido ayer en el Aeropuerto de Ezeiza, cuando pretendía ingresar en el país desde los Estados Unidos con una importante cantidad de “Popper”, una poderosa droga sintética de uso prohibido porque puede provocar la muerte si se llega a ingerir.

Este miércoles en virtud de un control realizado en el sector de arribos del Aeropuerto Internacional de Ezeiza, específicamente en la sección equipaje, personal de la Aduana procedió a desarrollar una revisación exhaustiva de un pasajero de nacionalidad argentina, quién había arribado al país en un vuelo de la empresa American Airlines proveniente de Nueva York. 

Se utilizó el Scanner cómo método de detección y al observarse los frascos en la valija se procedió a revisar el equipaje. La sustancia prohibida viene en forma líquida, en frascos de vidrio, con etiquetas que simulan su uso como aromatizadores ambientales, limpiadores de cabezales de cinta, abrillantadores de cuero

El ciudadano argentino transportaba dentro de su equipaje despachado, una cantidad muy importante de frascos.

De la revisación, surge la presencia de 40 frascos de la sustancia Popper, una droga que produce un efecto estimulante y vasodilatador que se percibe a los pocos segundos de inhalar la sustancia, con sensación de euforia, ligereza, y aumento del deseo sexual, aunque estos efectos desaparecen rápidamente y dan paso a una sensación de agotamiento.

El consumo de esta sustancia es siempre mediante inhalación de sus vapores ya que, si se consumiera por vía oral, podría ocasionar severos daños en el organismo incluyendo la muerte.

Se puso en conocimiento al Juzgado de turno, Juzgado Nacional en lo Penal Económico Nro.. 6 a cargo del Dr. Marcelo Aguinsky, quien ordenó la detención del pasajero y el secuestro de la sustancia estupefaciente hallada.

En lo que va del año, la Aduana lleva secuestrados 204 frascos de esta sustancia prohibida. Los Poppers se administran mediante inhalación ya sea directamente desde el frasco en el que se comercializan o desde una tela impregnada con la sustancia, aprovechando su elevada volatilidad.

Se denomina Popper a un conjunto de sustancias de origen sintético de la familia de los alquilo nitritos a la que pertenecen el nitrito de pentilo, el nitrito de isopentilo (nitrito de amilo o isoamilo), el nitrito de butilo e isobutilo y el nitrito de isopropilo.

El nitrito de amilo fue sintetizado por primera vez en 1844 por el químico francés Antoine Jérôme Balard y utilizado más tarde, en 1867, en clínica médica para el tratamiento de la angina pectoris, aliviando el dolor en el pecho experimentado por los pacientes mediante la inhalación del nitrito de amilo, ya que este compuesto tiene la capacidad de relajar el músculo liso de los vasos sanguíneos promoviendo su dilatación y el flujo de un mayor caudal de sangre a través de ellos.

En 1964 se reportó el primer caso de uso recreacional y comenzó a expandirse esta forma de consumo. Hacia fines de la década de 1970, su consumo se había popularizado de manera que se consumía masivamente entre jóvenes de todas las edades, comúnmente en discotecas y fiestas rave que deseaban intensificar sus experiencias sexuales.