Humo: vuelven las manifestaciones mientras esperan a la Justicia

Cientos de brigadistas, bomberos y vecinos combaten los focos que se activaron en la zona del Delta del Paraná. Todos miran al cielo con una sola esperanza, que llueva para ayudar a apagar los incendios, pero por estas horas solamente llueven cenizas.

En 2021, más de 20.000 hectáreas fueron “arrasadas”por el fuego y este año ya se registraron unos 4.500 focos ígneos. Los vecinos de la zona amanecen y se acuestan a dormir “ahogados” por la contaminación que genera la quema de pastizales. El humo produce problemas respiratorios y oculares, y la situación es tan dramática que algunas organizaciones ya piden declarar “zona de desastre natural”.

Miles de personas comenzaron a alzar la voz, primero juntando firmas y luego con presencia en la calle. La primera gran movilización ocurrió frente al Monumento Nacional a la Bandera en reclamo del cese de las quemas “intencionales” y el “urgente tratamiento de una ley de Humedales en el Congreso. Una protesta similar se repitió en el puente Rosario-Victoria, y este sábado se concentrarán en el famoso Barquito de Papel de Rosario.

Pero las manifestaciones continuarán, según informaron los organizadores. El próximo 3 y 4 de septiembre se llevará adelante la denominada “Acción Federal por los Humedales” en el Puente Rosario-Victoria.

En el centro de los reclamos se encuentra el proyecto de ley de Humedales. Se trata de un texto que surgió de la experiencia de las organizaciones y aportes de la comunidad científica, pero perdió estado parlamentario. La iniciativa fue presentada nuevamente en marzo último, por intermedio del diputado Leonardo Grosso y lafirma de otros 36 legisladores.

A este pedido se sumaron cientos de organizaciones. “Necesitamos que el Parlamento Nacional esté a la altura de las circunstancias de la crisis ecológica y climática que atravesamos”, expresaron en una nota dirigida este viernes a la presidenta de la Cámara de Diputados, Cecilia Moreau, y a las Comisiones de Recursos Naturales, Agricultura y Ganadería y Presupuesto.

A mediados de julio, la cartera de Juan Cabandié anunció el envío de otra iniciativa, en coordinación con el Consejo Federal de Medio Ambiente (COFEMA). No obstante, el texto recibió fuertes críticas por parte de la Red Nacional de Humedales. “Permite explotar humedales, restringe el alcance de su protección y está hecho a medida de los sectores que los destruye”, afirman y apuntan: “Durante este año el congreso no discutió ningún proyecto ambiental”.

¿Qué hay detrás de los incendios?

El fuego tiene múltiples causas, pero desde las organizaciones ambientalistas afirman que “el 90% de los focos son intencionales”. Una de las actividades más señaladas es la práctica para la preparación de terrenos- pastizales inundables del Delta- con fines ganaderos.

La quema tiene por objetivo obtener rebrotes de mayor calidad de forraje. Esta zona históricamente no era un sector para la explotación ganadera, sin embargo, en últimos años comenzó un “éxodo ganadero”.

El propio Cabandié sostiene esta teoría y apunta contra la Justicia Federal, donde tramitan una serie de denuncias. Es que el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible busca conocer la titularidad de los predios donde se desencadenaron los incendios de “forma intencional” y condenar a los responsables.

“La georreferenciación de los Faros de Conservación establecidos por la cartera ambiental en la región permiten, a través de cámaras detectoras de humo y calor complementadas con imágenes satelitales, determinar en forma exacta la latitud y longitud donde se inician los focos ígneos”, explicaron desde la cartera.

La provincia de Entre Ríos ya envió el detalle catastral de los lotes. No obstante, la determinación de un titular registral “no necesariamente coincide con el responsable del inicio”, ya que algunos productores de la zona denunciaron “incontables pérdidas de pastizales para la alimentación del ganado, como así también de árboles para su sombra” por el “incontrolable avance del fuego que produce el accionar de los vientos”.

Aunque las autoridades afirman que es “muy difícil” encontrar a los responsables, la Justicia detuvo recientemente a cuatro personas, quienes que se encuentran investigadas por estos hechos. Uno de los implicados habría sido descubierto en pleno accionar por el personal de seguridad que se encuentra patrullando la zona.