V. G. GÁLVEZ : LA MUNICIPALIDAD DE COMPACTÓ 1450 VEHÍCULOS QUE ESTABAN EN EL CORRALÓN HACE MUCHOS AÑOS

Se trata de 1420 motos y 30 automóviles, algunos de ellos estaban hace más de 20 años ocupando espacio y contaminando el ambiente. La compactación se llevó adelante tras gestiones con el PRODECO del Ministerio de Seguridad de la Nación. Estos vehículos son transformados en chatarra y lo recaudado por su venta será destinado a un centro comunitario.

En el marco del PRODECO (Programa de descontaminación y compactación) del Ministerio de Seguridad del Gobierno Nacional, la Municipalidad de Villa Gobernador Gálvez compactó 1420 vehículos —1420 motos y 30 autos— que se encontraban en el corralón municipal de calle Stephenson 1500 desde hace muchos años, algunos con más de 30 años de antigüedad.

En referencia al tema, el intendente Alberto Ricci resaltó: “Para nosotros esto es muy beneficioso porque teníamos muchas motos y vehículos en nuestro corralón y a través de un convenio con el PRODECO pudimos acceder a esta compactación donde hoy vamos a compactar 1420 motos y 30 vehículos que hace mucho tiempo estaban en el corralón”.

Al mismo tiempo, destacó que “el dinero recaudado con esta compactación irá destinado al Centro Comunitario Carita Feliz. Este es nuestro tercer proceso de compactación y siempre adoptamos esta medida de donar lo recaudado a organizaciones que prestan una tarea solidaria”.

Por su parte, Jorge Fernández, director de PRODECO del Ministerio de Seguridad de la Nación, señaló: “El ministro Aníbal Fernández nos pide trabajar con todos los municipios, sin distinciones partidarias. Este programa tiene 3 patas: la Justicia Federal, la Justicia Ordinaria y la Justicia de Faltas. Esto no arrancó ayer, para lograr esto el intendente, y todo su equipo, tuvo que realizar un gran trabajo”.

“Esto es un programa de descontaminación y compactación de vehículos, se retiran tanques de gas, baterías, líquidos de los vehículos y luego se procede a la compactación; esto hace a la descontaminación. El programa es muy transparente, toda esta chatarra se pesa en una balanza pública, los tickets se adhieren al expediente electrónico, y el 90% de lo recaudado va a una ONG elegida por el municipio, y el 10% restante queda en el municipio por si existe algún reclamo”, explicó el funcionario.

En tanto, Marcela Franchín, referente del Centro Comunitario “Carita Feliz”, se mostró muy contenta por recibir estos aportes que salen de la recaudación de esta compactación: “Esto es un aporte importante para nosotros, queremos agradecer esta convocatoria porque con esta ayuda nosotros podemos hacer refacciones y comprar cosas que se nos hacen muy difíciles adquirir. Con esto vamos a arreglar nuestro comedor, lo vamos a pintar y vamos a hacer una división que necesitábamos”.