LA COMISIÓN DE SEGURIDAD RECIBIÓ A FAMILIARES DE VÍCTIMAS EN EL CONCEJO

Este mediodía, martes 8 de agosto, la comisión de Control, Convivencia y Seguridad Ciudadana realizó su reunión semanal, presidida por su titular, Lisandro Cavatorta, de Todos Hacemos Rosario, ocasión en la que recibió de manera sucesiva a la Cooperativa “Pariendo Justicia”, al especialista José Uribe, respecto a un proyecto presentado por la edila Valeria Schvartz, de detección de disparos, y a la Asociación Civil de Familiares, Vecinos y de Víctimas de la Inseguridad.

En el primer tramo de la reunión recibieron a integrantes de la Cooperativa “Pariendo Justicia”, que integran familiares de víctimas de la violencia, quienes explicaron que están organizando una jornada para exponer sobre el tema, “sobre qué es la justicia” y plantearon que “queremos ver qué se está haciendo en materia de seguridad”.

Aludieron, entre otros integrantes, Gabriela Vega, respecto a la tarea “para la resolución de conflictos” y sostuvieron que “a todos les compete, a los Estados provincia, municipal y nacional”.

Se preguntar acerca de “qué hicieron o qué no hicieron para que estos jóvenes se disputen a tiros”.

Preguntó el edil Cavatorta, sobre los requerimientos, “de qué manera los podemos ayudar” y precisaron que “ya venimos trabajando con talleres en las cárceles” y prevén hacer uno en la unidad de detención de mujeres, mientras que también lo habían contemplado para el ex Instituto de Recuperación de Adolescentes Rosario (Irar).

Aludieron al concepto de “justicia restaurativa”.

Anticipó la edila María Fernanda Gigliani, de Iniciativa Popular, respecto a aceptar la invitación para participar y “a partir de ello diseñar algo” junto a la entidad.

Participó posteriormente el especialista José Uribe, quien brindó detalles sobre el proyecto que presentó la concejala Valeria Schvartz, junto a su par de bancada, Miguel Ángel Tessandori, de Volver a Rosario, que plantea se gestione ante el gobierno provincial la implementación de un sistema de detección y transmisión de ubicación de disparos de armas de fuego.

Indicó el técnico que “el sistema de detección de disparos se implementa en 1996 en los Estados Unidos, en Greenwood, en California, y luego en Washington”.

Acotó que el sistema, modernizado a partir de la inteligencia artificial, “detecta el disparo, establece el tipo y a partir de cuánto tardó en llegar el sonido al micrófono” establece el lugar donde se originó.

Indicó que tal tecnología podría permitir una mayor rapidez en la llegada de servicios sanitarios y policiales.

La concejala Schvartz sostuvo que “muchas veces la gente no hace denuncias por balaceras” y con la utilización del sistema se podría determinar el lugar de origen de las mismas.

Consideró la edila Gigliani que debería “conocerse el correlato entre balaceras y llamados al 911”.

Mientras que la concejala Schvartz consignó la necesidad de conocer “si el Ministerio de Seguridad” tendría fondos para su implementación.

La edila Nadia Amalevi, de Arriba Rosario, consultó si podría implementarse “como una prueba piloto en algún lugar” y en tal sentido el especialista dijo que “sí, el sistema es escalable”.

La concejala Jesica Pellegrini, de Ciudad Futura, preguntó acerca de la cantidad de operadores que se necesitaría para el sistema y en tal sentido se consignó que “el sistema da la alarma y el posicionamiento de los disparos”.

Por su parte el concejal Carlos Cardozo, de Unión Pro/Juntos por el Cambio, comentó que “se están haciendo con experiencias con el sistema en México, Puerto Rico, y en Santiago de Chile”.

Finalmente ediles y edilas recibieron a integrantes de la Asociación Civil de Familiares, Vecinos y de Víctimas de la Inseguridad, quienes enfatizaron que “no venimos a hacer catarsis, venimos a exigirles”.

Dijeron que “lo hacemos en primera persona” y en tal sentido plantearon la necesidad de la ejecución de diversas tareas “que son responsabilidad del municipio”, entre las que enumeraron poda y escamonda, iluminación, apertura de calles, que tienen directa relación con el tema seguridad y lo pidieron “no para el centro sino para los barrios periféricos”.

Asimismo requirieron la realización de “una mesa de trabajo con entidades empresarias para lograr cupos laborales para familiares de víctimas”.

Solicitaron, por otra parte, “el control de las chatarrerías” y en igual orden el control de las motos “desde donde se originan muchos de los delitos”.

De igual modo pidieron “se garantice el sistema de transporte” y entre otros aspectos solicitaron se implementen “paradas seguras”.

Por otra parte plantearon la necesidad de “centralizar la atención a las víctimas”. “Tengan empatía” afirmaron y recordaron que en lo que va del año “hay 170 familias que necesitan el apoyo del Estado”, y como ejemplo sostuvieron que “no podemos pedir plata para el sepelio” de una víctima como pasara en un caso reciente.

Participaron de la reunión de la comisión de Control, Convivencia y Seguridad Ciudadana, junto a su presidente, Lisandro Cavatorta, de Todos Hacemos Rosario, participaron, Nadia Amalevi, de Arriba Rosario; Carlos Cardozo, de Unión Pro/Juntos por el Cambio; Valeria Schvartz, de Volver a Rosario; María Fernanda Gigliani, de Iniciativa Popular, y Jesica Pellegrini, de Ciudad Futura.