Causa Vialidad: la defensa de CFK recusó al juez Giménez Uriburu y al fiscal Luciani y pidió que se anulen sus actuaciones

Es porque se conocieron fotos de ambos jugando al fútbol junto a funcionarios macristas en la quinta Los Abrojos.

La defensa de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner recusó hoy al fiscal Diego Luciani y al juez del Tribunal Oral Federal 2 Rodrigo Giménez Uriburu en el marco del juicio oral por supuestas irregularidades en la obra pública de Santa Cruz entre 2003 y 2015, en la causa conocida como “Vialidad”.

La recusación ya había sido anunciado anoche por la misma vicepresidenta en una serie de tuits en los que se refería a las fotografías publicadas ayer por el diario Página 12 en las que aparecen Luciani y Giménez Uriburu jugando al fútbol en un torneo que se disputaba en Los Abrojos, la quinta del ex presidente Mauricio Macri, cuando estaba a cargo del Poder Ejecutivo.

“He instruido a mi abogado para que mañana (por el lunes) a primera hora recuse a los jugadores de fútbol. El Poder Judicial argentino apesta”, afirmó la vicepresidenta en un tuit.

Los abogados Carlos Beraldi y Ary Llernovoy dijeron en un escrito que ambos funcionarios judiciales mantendrían una relación de amistad, integran un mismo equipo de fútbol e incluso habrían jugado juntos un partido en la quinta “Los Abrojos” del expresidente Macri.

“Llevaban a cabo sus actividades sociales y futbolísticas no en cualquier lugar, sino nada más ni nada menos que en la Quinta Los Abrojos, la cual como es de dominio público es de propiedad del ex Presidente de la Nación, Mauricio Macri”, puntualizaron los letrados en el escrito.

Los abogados pidieron que se declare “la nulidad de todos los actos procesales desarrollados por los nombrados magistrados” en la causa.

Hace una semana, Luciani comenzó con su alegato acusatorio en el juicio que se inició hace tres años y sostuvo que “Néstor y Cristina Fernández de Kirchner instalaron una de las matrices de corrupción mas extraordinarias que tristemente se hayan desarrollado en el país”.

Sin embargo, durante las audiencias el perito de Vialidad Nacional que realizó una auditoría sobre las obras viales que se adjudicaron al empresario Lázaro Báez en Santa Cruz sostuvo que no hubo sobreprecios ni atrasos significativos en su ejecución.

Tras la recusación del fiscal y del juez, los otros dos integrantes del tribunal oral, Andrés Basso y Jorge Gorini, deberán resolver la recusación. El mismo Luciani deberá pronunciarse sobre su recusación, que se entiende rechazará.

Luego de conocer la opinión de Luciani, los jueces Basso y Gorini deberán resolver si hacen lugar a la recusación o la rechazan. En este último caso, la defensa de la vicepresidenta puede recurrir ante la Cámara Federal de Casación Penal.

Mientras todo eso ocurre, los jueces deben resolver si continúan las audiencias, en este caso, con el alegato de la fiscalía, o si se suspenden mientras se resuelve el pedido de apartamiento del juez y el fiscal.