Emerger: Actividad Física durante el Embarazo

Realizar ejercicio siempre es saludable, más aún durante el embarazo y por eso hablamos de sus beneficios.

Se define actividad física como cualquier movimiento corporal producido por la musculatura esquelética que tenga como resultado un gasto energético. Se recomiendan al menos 150 minutos de actividad física aeróbica de intensidad moderada a la semana o bien 75 minutos de intensidad vigorosa, o la combinación de ambas. Dichas recomendaciones son aplicables también para la embarazada.


La actividad física en el embarazo, generalmente, es segura, beneficia tanto a la madre como al feto en desarrollo y no incrementa el riesgo de complicaciones o efectos adversos durante el embarazo. Es por esto, que el Colegio Americano de Obstetricia y Ginecología (ACOG en sus siglas
en inglés), recomienda a la embarazada acumular 30 minutos o más de actividad física de intensidad moderada gran parte de la semana o todos los días, siempre y cuando no existan complicaciones médicas ni obstétricas.


El Dr: Alberto Davidovich, Director Médico de Emerger nos cuenta algunos beneficios de realizar actividad física durante el embarazo:
“Se ha estudiado que el ejercicio durante el embarazo puede mantener e incluso mejorar la condición física de la mujer. Si se tiene sobrepeso u obesidad, la actividad física reduce el riesgo de preeclampsia, de dolor pélvico y lumbar, y la ganancia excesiva de peso gestacional, además de
incrementar el bienestar. También podemos encontrar beneficios como la reducción del riesgo de presentar diabetes gestacional, ya que la actividad física ayuda a controlar los niveles de glucosa en sangre, mejora de la incontinencia y el estreñimiento, evita la aparición de varices y calambres,
por último, reduce la posibilidad de una cesárea. Es por esto que se recomienda a las embarazadas mantener o incluso incrementar su nivel de actividad física.”


¿Cuándo comenzar?


Se aconseja dar inicio a un programa de actividad física prenatal a partir de la semana 12 de gestación, ya que es el momento en que la mujer comienza a sentirse mejor, presentando cada vez menos náuseas y vómitos. Sin embargo, es de suma importancia tener la autorización del
obstetra y del médico de cabecera.


Desde Emerger, la empresa de servicios de Salud, brindan algunas recomendaciones a la hora de realizar actividad física:

  1. Mantenerse hidratada antes, durante y después del entrenamiento.
  2. Comer un snack antes del ejercicio para evitar la fatiga y malestar mientras se practica.
  3. Mantener bien ventilado y con una temperatura agradable el ambiente donde se desarrolla la actividad física.
  4. Realizar ejercicio siendo supervisada por un profesional de la salud, como un kinesiólogo, quien puede dosificarlo, para obtener los beneficios esperados y mantener un ambiente
    seguro, además de prevenir o saber intervenir si aparece algún síntoma como dolor lumbar o pélvico, por ejemplo.
  5. Controlar la frecuencia cardiaca durante el ejercicio. Se recomienda no sobrepasar los 140 latidos por minuto. Otra forma de manejar la intensidad es a través del “Test de habla”, que consiste en evaluar si la embaraza es capaz de mantener una conversación mientras realiza el ejercicio, si no puede, debe disminuir la intensidad de este.

Como hace más de 27 años, GRUPO EMERGER sigue brindando servicios de salud pre hospitalarios de excelencia y sumando valor agregado a toda la comunidad en general en materia de prevención y cuidados.


Los invitamos a conocer nuestra página web ingresando a

http://www.grupoemerger.com/