Con la segmentación tarifaria el Estado se ahorrará este año $15.000 millones este año

El secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez, afirmó este viernes que “es objetivo del Gobierno que los subsidios en la Argentina se utilicen de una manera más eficiente e inteligente”, en una conferencia de prensa en la Casa Rosada, en la que confirmó que ya se encuentra disponible el formulario de inscripción para acceder o continuar con los subsidios a los servicios de gas natural y de energía eléctrica.

El secretario de Energía, Darío Martínez, anunció la apertura formal de la inscripción para la segmentación de tarifas que comenzará a regir en agosto. El funcionario indicó que el Estado se ahorrará este año $15.000 millones y que esa suma podría ascender por encima de los $80.000 millones en 2023.  “El objetivo del Gobierno es que los subsidios se utilicen de una manera más eficiente e inteligente”, sostuvo en una conferencia de prensa esta mañana en la Casa Rosada.

El secretario también detalló que para el 90% de los usuarios de los servicios de electricidad en el Amba el impacto de la segmentación en las tarifas será “cero”, y que para el decil de mayor capacidad económica “en una factura de Edenor o Edesur será de unos $1.200” mensuales.

Este era uno de los requerimientos del Fondo Monetario Internacional (FMI) para bajar las erogaciones en subsidios a través del mecanismo diseñado por Martín Guzmán, lineamiento con el que se comprometió la nueva ministra de Economía  Silvina Batakis públicamente y frente al organismo.

El decreto fue publicado el 16 de junio pasado en un suplemento extraordinario del Boletín Oficial y, con esa medida, el presidente Alberto Fernández estableció “un régimen de segmentación de subsidios a usuarios y usuarias residenciales de los servicios públicos de energía eléctrica y gas natural por red, con el objeto de lograr valores de la energía razonables y susceptibles de ser aplicados con criterios de justicia y equidad distributiva”.

La segmentación de tarifas prevé tres niveles de usuarios: los beneficiarios de la tarifa social, los que por su capacidad económica dejarán de tener tarifa subsidiada y, en el medio de esos dos extremos, los que podrán acceder a los subsidios.

En el primer caso, el aumento en todo 2022 no será superior al 40% de la variación salarial del año pasado (53,4%), que resulta equivalente al 21,36%. Para el nivel medio, ese incremento será del 80% de la variación salarial de 2021, equivalente al 42,72%. Sin embargo, por los efectos de la guerra en Ucrania en los precios de la energía la rebaja en erogaciones del Estado será solo de hasta 0,05% del PBI y no el 0,6% que preveía en marzo el acuerdo con el FMI. 

Días antes de su renuncia, el ex ministro de Economía había dicho en declaraciones radiales que el formulario respectivo estaría a disposición de los interesados “antes del 1º de julio”. Por otra parte, la implementación de la medida y la confección de la base de datos había quedado a cargo del subsecretario de Planeamiento Energético, Santiago López Osornio, el único funcionario de la Secretaría de Energía que presentó su dimisión al cargo. Ahora estarán al frente el secretario de Energía, Darío Martínez, y sus funcionarios del área.

De esa forma, aquellos interesados en completar el formulario para acceder a los subsidios podrán hacerlo ingresando al sitio www.argentina.gob.ar o a través de la aplicación Mi Argentina, ingresando por la solapa de “trámites”.