Argentina espera el guiño para sumarse al bloque de los BRICS

El Presidente se dirigió en un mensaje grabado a la XIV Cumbre de los BRICS que se desarrolla en virtual, al grupo de países que integran Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, en el marco de la alianza estratégica de la Argentina con ese bloque.

El presidente Alberto Fernández expresó hoy, al participar en forma virtual de la XIV Cumbre de Jefes de Estado de los Brics, la aspiración de la Argentina de ser “miembros plenos” del grupo que integran Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica.

Con valores humanistas renovados y atractivos planes para el siglo XXI, se realizó en Beijing, en forma virtual, la XIV Cumbre de los BRICS. Entre bambalinas, se colaba una realidad mucho más sórdida que llegaba desde Occidente: guerra, escasez, irritación social y lucha feroz por el poder. Una y otra vez -en cada cumbre, en cada foro internacional-, surge el mismo dilema de fondo, cuál de los modelos hoy en pugna pondrá fin a la actual etapa de transición global. ¿Cómo será ese mundo del futuro?

Para Rusia, que ya ha cruzado el Rubicón y siente que su suerte está echada, no hay dudas. “La era del orden mundial unipolar se terminó”, sentenció Vladimir Putin, el 17 de junio pasado en San Petersburgo. “Nada es eterno. Nuestros colegas de Occidente no solo niegan la realidad, sino que intentan ignorar el curso de la historia. Piensan en categorías del siglo pasado, están cautivos de sus propios conceptos erróneos”, fustigó. Y criticó a Estados Unidos porque “al declararse vencedor de la Guerra Fría (se creyó) el mensajero de Dios en la Tierra. (Se presume) sin obligaciones y que sus intereses son sagrados”. 

Con un discurso menos beligerante, China adhiere a la misma concepción de un mundo multipolar, con derechos y obligaciones iguales para todos y en el que nadie se salva solo. Las palabras-fuerza del presidente Xi Jinping, antes y durante la Cumbre de los BRICS, fueron cooperación (y no confrontación); integración económica (y no sanciones); globalización (y no desvinculación); productividad (y no especulación financiera); respeto mutuo y neutralidad (y no intervención y guerra).

Para Xi (quien presidió esta cumbre como presidente pro tempore de los BRICS) sólo se puede alcanzar ese nuevo orden global virtuoso “aumentando la representación y las voces de los mercados emergentes y los países en desarrollo” para lo cual, según él, “el mecanismo BRICS es una importante plataforma de cooperación y ahora ha entrado en una nueva etapa de desarrollo de alta calidad”.

“Al agregar ‘sangre nueva’ a nuestra agrupación –dijo XI en el discurso inaugural del 23 de junio-, le imprimiremos energía adicional. Este año debatimos en numerosas ocasiones y en diversos formatos el problema de la ampliación, debemos acelerar este proceso para que los que tienen ideas afines puedan unirse lo más rápido posible a la familia.” 

De esto se trata el BRICS plus o ampliado (BRICS +). Siete países de distintos continentes aspiran a integrarse a esta organización que –a diferencia de las occidentales- no impone a los socios sus valores políticos o morales, sino que se basa en la conveniencia mutua. Además de Argentina, se han postulado Nigeria, Indonesia, Malasia, Egipto, Kazajastán, Senegal, Tailandia y Argelia.