El sistema bancario tradicional usa 56 veces más energía que Bitcoin

La consultora cripto Valuechain publicó una investigación en la que señaló que el sistema bancario tradicional usa 56 veces más energía que la red de Bitcoin. Asimismo, subraya que la tecnología que alberga a la criptomoneda líder es “un millón de veces más eficientes” que el sistema convencional, en términos energéticos.

Bitcoin Lightning y Bitcoin, en general, son soluciones tecnológicas realmente geniales y muy eficientes que merecen ser adoptadas a gran escala. Este invento es lo suficientemente brillante, lo suficientemente eficiente y lo suficientemente poderoso como para lograr una adopción masiva”, explicó Michel Khazzaka, fundador de Valuchain, en una entrevista con Cointelegraph.

Khazzaka, especialista en Tecnología de la Información, comenzó esta investigación varios años antes de fundar su consultora y llegó a la conclusión de que Bitcoin consume aproximadamente 88,95 TWh por año, casi un 30% de lo que sugiere el Índice de consumo de electricidad de Bitcoin de Cambridge (CBECI). De cualquier modo, la diferencia con el sistema bancario es abismal.

Según explicó el especialista, el sistema financiero tradicional cuenta con varios procesos que contribuyen al consumo energético final. Entre la impresión del dinero, su transporte, el equipamiento de los bancos y el resto de operaciones que rodean a la industrial, se estima que la cifra asciende a casi 5.000 TWh por año.

Actualmente, Bitcoin es 56 veces más eficiente energéticamente que el sistema bancario, pero la cifra podría mejorar aún más si crece el uso de Lightning Network. Según Khazzaka, “Lightning permitirá que el protocolo bitcoin realice más transacciones sin consumir más energía” y Bitcoin se volvería 194 millones de veces más energética que la banca que domina desde hace años el sistema.

“La industria bancaria y de pagos necesita adoptar blockchain y tal vez incluso Bitcoin. Si son lo suficientemente valientes con la tecnología blockchain, mejorará su eficiencia y su escalabilidad”, aseguró el experto, sugiriendo una posible combinación entre dos mundos en pos de la innovación tecnológica y la eficiencia energética.