El pasa pasa de la política rosarina beneficia al evangelista Di Carlo

Alberto Di Carlo es pastor y lideró la iglesia bautista Cristo Redentor en la ciudad de Rosario pero su nombre cobró relevancia pública desde el año 2008 cuando junto a su esposa, María Alejandra Borghesi, crearon “Aldic Emprendimientos Inmobiliarios S.R.L.” a través de la cual administraron fideicomisos millonarios.

Con denuncias de cientos de personas inversoras en diferentes empredimientos de esta empresa observada por la Justicia. Y beneficiada nuevamente por el pasa pasa de la política…. el evangelista Alberto Di Carlo saca réditos del hecho consumado.

La Municipalidad de Rosario terminó de acordar ayer con la empresa Aldic una solución al complejo Torre Shopping, un desarrollo inmobiliario que se levantó en la esquina de bulevar Rondeau y JB Justo con mucha polémica por infracciones a las normas de construcción y hasta denuncias de los inversores por cambios no previstos en el proyecto. El entendimiento, que ahora deberá rubricar el Concejo, permitirá la habilitación del hotel y cubrirá el pago por contingencias judiciales si prosperan las denuncias de los inversores.

Luego de largas conversaciones, la semana pasada se avanzó en un entendimiento entre la Municipalidad y la desarrolladora que terminó de acordarse el lunes por la tarde con la firma de las partes. El propio Javkin monitoreó bien de cerca las negociaciones.

Nuevamente los pícaros le ganan a los inocentes rosarinos de pié.