Allanaron el hotel donde están los tripulantes del avión retenido y les prohibieron la salida del país

Lo resolvió el juez Villena en la causa que investiga si los integrantes del Boeing 747-300M tienen vínculos con organizaciones terroristas.

Por orden judicial, esta mañana comenzó un allanamiento en el Hotel Plaza Canning Design, donde están alojados los tripulantes iraníes y venezolanos que viajaban en el avión retenido en el aeropuerto internacional de Ezeiza. El Boeing 747-300M -matrícula YV3531- de la empresa Emtrasur se encuentra inmovilizado desde el 8 de junio, mientras se investiga las razones de su ingreso al país y el posible vínculo de sus tripulantes con grupos terroristas.

El operativo fue encabezado por la Policía Federal con el apoyo de la Bonaerense. Comenzó entrada la noche del lunes y se extendió durante la madrugada del martes. Los agentes revisaron las habitaciones donde se alojaron los ciudadanos iraníes y venezolanos. Además, secuestraron teléfonos, pendrives, computadoras y documentación.

La Justicia ordenó retener los pasaportes de los iraníes para impedir que dejen el país

El lunes, el juez federal Federico Villena ordenó a Migraciones retener por 72 horas los pasaportes de los iraníes para que no puedan salir del país mientras avanza la investigación sobre el avión en el que viajaban 14 tripulantes venezolanos y otros 5 iraníes.

Mientras se realizaba la requisa, todos los tripulantes del avión aguardaron fuera de sus habitaciones, precisaron las fuentes.

El secreto de sumario se impuso a pedido de la fiscal del caso Cecilia Incardona, quien ayer impulsó la investigación y pidió medidas de prueba para determinar si alguno de los tripulantes del avión de la empresa Emtrasur tiene vínculos con el terrorismo internacional

El juez Villena ordenó ayer que la Dirección Nacional de Migraciones retenga, al menos por otras 72 horas, los pasaportes de los cinco ciudadanos iraníes que conformaban la tripulación del avión.

La Policía Federal no sólo revisó los dormitorios de la comitiva del viaje de la sospecha, también ingresó a las habitaciones de todas las personas que pasaron la noche en ese hotel. “El hotel tiene tres pisos y se revisó todo”, informaron testigos. Tanto los iraníes como los venezolanos se mostraron tranquilos durante todo el operativo y no mostraron resistencia.

César Giuiggioloni, uno de los propietarios del Hotel Plaza Central Canning, dialogó esta mañana con radio La Red y precisó que los tripulantes del avión venezolano-iraní llegaron al lugar por medio de una agencia de turismo que suele trabajar con el complejo hotelero. Asimismo, aclaró que el allanamiento no es al hotel, sino que se trata de un procedimiento sobre las personas que están alojadas. “El hotel tiene 19 habitaciones y se revisó todo”, aseguró Giuiggioloni.