El presidente de General Motors anunció a Fernández y Massa una inversión directa de 350 millones dólares

Tras la reunión de Alberto Fernández con el presidente de General Motors Internacional, el titular de Diputados, Sergio Massa, adelantó a la prensa que cubre la gira, el desembolso de la firma para la producción de la Chevrolet Tracker. El mismo podría aumentar significativamente en caso de avanzar leyes en el Congreso.

En el marco de la Cumbre de las Américas, el presidente Alberto Fernández y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, se reunieron con el presidente de General Motors, Shilpan Amin, y el director global de Asuntos Corporativos, Tom Cooney, llevada a cabo en el Hotel Ritz Carlton de Los Ángeles, Estados Unidos, quienes anunciaron una inversión directa de 350 millones dólares para julio en la Argentina.

Durante el encuentro, que se prolongó a lo largo de una hora cuarenta minutos, dialogaron sobre las inversiones de la firma en nuestro país. A su vez, compartieron los avances en la transición hacia los automóviles eléctricos, y los plazos previstos para ello en la Argentina.

Asimismo, se interiorizó a los empresarios sobre la marcha de los proyectos de la Ley Automotriz y la de Promoción de Electromovilidad enviado por el Poder Ejecutivo y que podrían ser sancionados en un plazo de 90 días por el Congreso. Además, en ese mismo marco, se resaltó la importancia del litio y la incidencia de este mineral, que registra importantes yacimientos en la Argentina, en toda la cadena productiva a nivel global y la relevancia comercial que cobra nuestro país en ese marco.

La empresa comenzará a producir la camioneta SUV Chevrolet Tracker en su planta del Complejo Automotor de Alvear, en la Provincia de Santa Fe, según indicó Presidencia en un comunicado.

El objetivo de la empresa es “exportar el nuevo vehículo a países de Latinoamérica, principalmente a Brasil y Colombia, adonde destinará el 80% de la producción que incorporó la tecnología de manufactura 4.0”.

Durante el encuentro, el mandatario dialogó con los ejecutivos de General Motors sobre el proyecto de ley de Promoción de la Movilidad Sustentable, que prevé la creación de un régimen especial para los vehículos propulsados por fuentes de energía sustentables.

“La ley establece un régimen de beneficios tanto para la demanda (público comprador de vehículos) como para la oferta (terminales, autopartistas, fabricantes de baterías y cargadores, entre otros actores del sector)”, destacó el Ejecutivo nacional. Además, indicó que “el trabajo se inscribe en la posibilidad de la Argentina de convertirse en un referente regional en la materia, aprovechando el potencial de litio con el que cuenta el país”.

El equipo presidencial

El jefe de Estado estuvo acompañado por el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; el ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, Santiago Cafiero; y el embajador argentino ante los Estados Unidos, Jorge Argüello.

Por General Motors participaron, junto a Shilpan Amin, el vicepresidente Global de Políticas Públicas, Thomas Cooney, la jefa de Gabinete del vicepresidente de la firma, Alethea Gordon, y el Director Global de Asuntos Regulatorios, Daniel Frakes.