Quedó en libertad el presidente de Vicentin con una caución de 500 mil dólares

El Juez Nicolás Foppiani denegó el pedido de prisión preventiva planteada por la fiscalía de Rosario y de esa manera el Presidente de Vicentin, Omar Scarel, recupera la libertad tras dos días preso.

El Juez entendió que la detención fue legal y no hizo reproches a la imputación por “desobediencia judicial” por lo que Scarel para mantener su libertad deberá pagar una fianza de medio millón de dólares.

En los próximos días Scarel deberá poner a disposición de la justicia estos US$ 500.000 que se suman a los 10 millones de dólares que todos los directivos de Vicentin pusieron mediante un seguro para mantener la libertad en la anterior imputación en Rosario.

La aceptación de la imputación también pone en aprietos a todo el desarrollo del concurso ya que se entiende la sospecha del delito como tal por lo que el juez Fabián Lorenzini no podría avalar el acuerdo entre los acreedores y Vicentin porque todo depende de la venta de las acciones de Renova, algo que el grupo tiene prohibido por medidas cautelares tomadas en Rosario.