Muchos se quedarán atrás…

El mundo digital es todavía incipiente, pero muchos se están quedando afuera porque el desarrollo tecnológico se acelera a pasos agigantados al punto que una enorme mayoría ni siquiera tiene el tiempo suficiente para ponerse al día.

El “viejo mundo”, donde los políticos arman fronteras e imponen “leyes” con su monopolio de la violencia (el Estado), inevitablemente va quedando atrás, sencillamente porque son anti naturales, las fronteras y las imposiciones violentas. Claro que esto llevará años y no será una revolución sino -como todo en el mundo real, natural- una lenta evolución, una maduración. Pero cuidado, más allá de que el mundo digital es todavía incipiente y, por tanto, con errores y engaños, muchos se están quedando afuera porque el desarrollo tecnológico que impulsa a este “nuevo mundo” se acelera a pasos agigantados al punto que una enorme mayoría ni siquiera tiene el tiempo suficiente para ponerse al día.

El gobierno de la “locomotora global” -EE.UU.- hace agua por todos lados y difícilmente pueda terminar saliendo adelante. Según el CEO de JPMorgan Chase, por caso, se aproxima un “huracán” en referencia a la fuerte inflación global y la subida de tasas de interés y aconsejó “ponerse a cubierto”.

En este país, los precios se están disparando, hay escasez de ciertos artículos, y la actividad económica en general se desacelera. El 85% de los estadounidenses cree que habrá una recesión en el próximo año. Las ventas de viviendas unifamiliares nuevas se desplomaron un 26,9% respecto a un año atrás. Después de romper el récord de todos los tiempos, en marzo el precio promedio de un galón de gasolina ha subido 42 centavos por encima del récord anterior y ahora está en USD 4,59.

Datos del Departamento de Comercio muestran que la tasa de ahorro personal cayó al 4,4% en abril, alcanzando el nivel más bajo desde 2008. La edad promedio de un automóvil en las rutas ha alcanzado un récord histórico de 12,2 años. Seis millones de familias tienen problemas con la fuerte suba de los alimentos que treparon un 9,4% en abril con respecto al mismo período del año pasado.

Pocos tienen dudas de que está crisis superará a la de 2008 y todavía va para peor. En 2008, la deuda nacional superó el umbral de los USD 10 billones, pero en 2022 ya la triplica superado los USD 30 billones. Y tienen menos capacidad para pagarla ya que, irónicamente, “para bajar la inflación” aumentan las tasas de interés complicado el crédito. Entonces, la situación es mucho peor como resultado de todos los rescates y todos los estímulos.

Sucede que a los políticos les encanta gastar, total que el dinero no es de ellos y así imprimieron “dinero helicóptero” a mansalva y ahora, bastante asustados, están intentando controlar la emisión. La oferta monetaria de M2 se redujo en abril frente a marzo, con lo cual se registró la tasa de variación móvil de los últimos tres meses más baja desde 2018. Si continúa este crecimiento monetario de estos últimos tres meses, de solo el 2%, la inflación acabará desacelerándose aunque, conociendo al los políticos, es pronto para entusiasmarse:  

Por cierto, como encontró Bloomberg, pareciera que los economistas “de primera línea”no tienen mucha idea de lo que es la inflación, de hecho, ésta no bajó como habían pronosticado sistemáticamente:

En fin, estos “estímulos”, esto es, estos gastos desaforados de los políticos con el fin de “reactivar la economía” después de la increíblemente estúpida idea de paralizar al país con cuarentenas y otras restricciones, hoy se paga con creces. Por caso testigo, en lo poco que va de 2022 las FAAMG perdieron todo lo que ganaron durante 2021:

Alguno podrá decir, y con razón, que esta es una visión frívola de la crisis actual. Porque lo cierto es que estas cuarentenas y restricciones han provocado el hambre de cientos de millones de personas a lo largo del mundo provocando un daño humano muy superior, exponencialmente superior, al que, supuestamente, evitaron.


Con todo, imagínese cómo está el resto del mundo, considerando que la economía de EE.UU. es la mejor lo que queda evidenciado en el dólar (el índice DXY, en rigor) que no para de subir respecto de las otras monedas globales:  

En fin, si alguna entidad representa al establishment de este mundo que se va, es el Foro Económico Mundial (WEF) reunido en Davos. Y aun allí, no pudieron escapar a la realidad que se viene aunque intentan disimularla, y controlarla cosa que a la larga no podrán lograr. Así, la blockchain ocupó un lugar destacado durante las discusiones en Davos 2022 y sobretodo el tema de las Monedas Digitales de Bancos Centrales (Central Bank Digital Currencies, CBDCs) con las que, ridículamente, pretenden superar a las ya establecidas “criptomonedas”

El CEO de Mastercard, “se fue de boca” y, durante una discusión sobre el futuro de los pagos transfronterizos entre naciones, sugirió que el sistema SWIFT, que permite a los gobiernos y bancos centrales intercambiar datos de forma rápida y precisa y transferir grandes sumas de capital, dominado durante mucho tiempo por los intereses occidentales, en pocos años podría volverse obsoleto frente a la proliferación de monedas digitales.

Casi todos los principales bancos centrales del mundo ahora están implementando un programa de moneda digital, y el FMI ha sido muy elocuente sobre la necesidad de un sistema global en el futuro cercano para brindar “estabilidad” frente a la crisis inflacionaria. Dejando entrever que van al fracaso ya que no tiene sentido lo que procuran: ni la inflación se soluciona como proponen ni las monedas digitales pueden de ningún modo ayudar en este sentido.

El Kremlin ha hablado a menudo sobre el uso de criptomonedas y monedas digitales para eludir las restricciones, y actualmente China está estableciendo productos digitales para trabajar con SWIFT y el sistema de liquidación CHIPS (Sistema de Pago Interbancario de la Cámara de Compensación). Parecería que las sanciones occidentales solo están acelerando un alejamiento global de las estructuras denominadas en dólares.

Entretanto, el mundo digital, a pesar del fuerte castigo que han recibido todos los mercados, sigue desarrollándose y creciendo a pasos agigantados. La semana pasada, dentro de las DeFi (fianzas descentralizadas que permiten operar sin la injerencia ni el espionaje de los bancos y bancos centrales), Uniswap sobrepasó un volumen de negociación de USD 1 billón.

Por cierto, mucho se habla de la inestabilidad e inseguridad de las “criptomonedas” pero Bictoin, por caso, viene perdiendo menos que las FAAMG mientras que el protocolo de seguros de DeFi, InsurAce, por el colapso de TerraUSD (UST) ha procesado casi todas las 173 reclamaciones presentadas y pagará USD 11 millones. InsurAce (INSUR) es el tercer mayor proveedor de seguros para protocolos de finanzas descentralizadas (DeFi), con una capitalización de mercado de USD 15 millones.

Y ahora se acercan los NFT 2.0, la Web3. Respecto de los tokens no fungibles (NFT, por sus siglas en inglés), lo cierto es que la demanda se ha disparado, se han creado instituciones y la jerga ha entrado en nuestra conciencia colectiva. En su corta existencia, los NFT han irrumpido en la escena de las “criptomonedas”, superando los USD 17.000 millones de volumen de trading en 2021. Se espera que esta cifra se dispare hasta los 147.000 millones en 2026.

Junto al meteórico ascenso del sector, los propios NFT han experimentado enormes cambios desde su creación. Por caso, CryptoPunks, que eran gratuitos al acuñarse en 2017, ascendieron a la categoría de blue-chip, alcanzando su punto máximo con una venta de USD 11,8 millones en Sotheby’s el año pasado. Unos años más tarde, Larva Labs, la empresa responsable de la creación de los Punks, fue adquirida por la empresa matriz de Bored Ape Yacht Club, Yuga Labs, por una cantidad no revelada.

A pesar de una importante baja de ajuste lógico, y descartados al principio como una moda, los NFT han demostrado un enorme poder de permanencia, atrayendo la atención de grandes celebridades y marcas e incluso apareciendo en los anuncios de la Super Bowl. Empresas como Budweiser, McDonald’s y Adidas han lanzado sus propias colecciones, mientras que Nike ha entrado en el espacio adquiriendo RTFKT Studios.

Y ahora estamos entrando en una nueva era de los NFT, los NFT 2.0, en la que la tecnología será más fácilmente accesible para el público y la propuesta de valor subyacente de será más transparente y fiable.

Y se viene también la Web3 que, muy probablemente, provoque la caída de las empresas que no puedan actualizarse desde la Web2. Las agencias y las plataformas que no se adapten rápidamente podrían ser eliminadas, pero las que estén preparadas para un cambio maximizarán los proyectos de alto margen de desarrollo y de alto contacto y comunicación, a la vez que captarán flujos de ingresos a largo plazo. Este espacio va a crecer y evolucionar rápidamente. Como dice un alto gurú del sector “No parpadees, o podrías perdértelo”.

Alejandro Tagliavini