Detuvieron al presidente de Vicentin y hubo allanamientos en Puerto Norte y además en Avellaneda

Omar Scarel, presidente del directorio de la agroexportadora concursada, fue apresado en el marco de una investigación que lleva adelante la Justicia de Rosario. Para la empresa, la detención es “absolutamente injustificada, arbitraria y desmedida”. 

Esta mañana, fue detenido el presidente del directorio de Vicentin, Omar Adolfo Scarel, en su domicilio de la localidad santafesina de Avellaneda , y en las próximas horas será trasladado a Rosario, donde el miércoles se realizaría la audiencia de imputación. Tras lo ocurrido, la cerealera consideró que se trata de una medida “absolutamente injustificada, arbitraria y desmedida”.

La detención se da en el marco de una causa en la que Scarel es investigado por la Justicia penal de Rosariojunto con otros directivos de la compañía, por presunta estafa en la venta de acciones que estaban cauteladas. También, se realizaron allanamientos y se secuestró material informático y documentación.

Según revelaron fuentes judiciales, se trata de irregularidades en confección de balances en 2017 y 2018, que para los fiscales posibilitaron las supuestas estafas.

Además del operativo de detención del empresario, la Unidad de Delitos Económicos y Complejos del Ministerio Público de la Acusación (MPA) de Rosario ordenó allanamientos en oficinas de Puerto Norte de nuestra ciudad.

Las fuentes dijeron que el fiscal Miguel Moreno investiga a Scarel por maniobras realizadas antes de ocupar la presidencia de Vicentin, firma de la que era contador.

Entre otras acciones, le endilga haber confeccionado y utilizado balances anuales con cierre a octubre de 2017 y octubre 2018 con datos falsos que ocultaban los verdaderos números de la empresa.

También se le imputa haber presentado informes ante bancos internacionales con la intención de mostrar que Vicentin poseía una posición financiera sólida para conseguir créditos.

Esas maniobras habrían sido realizadas por Scarel entre enero de 2017 y julio de 2019 y le habrían permitido a la aceitera con sede en Avellaneda conseguir créditos por unos US$ 500 millones.