Lavagna dijo que la reforma de la Corte que propone el Gobierno “abre la puerta a un mercado de favores”

El ex ministro de Economía, Roberto Lavagna, salió hoy a criticar la ampliación de la Corte Suprema que impulsa el gobierno, con 25 representantes, uno por cada provincia, el cual se prestaría “al juego de votaciones basadas en la política y no en la Justicia”.

Quien llevara adelante el Palacio de Hacienda durante las presidencias de Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner, expresó a través de su cuenta de twitter que “una cosa es tener un país FEDERAL –como para bien tenemos- y otra es pretender provincializar aspectos esenciales de la vida nacional. Hace décadas que se insiste en ese delicado error”.

Puso como ejemplo de ese camino errado “abandonar un modelo incluyente de la educación nacional, para transformarlo en subsistemas provinciales fragmentados, (el cual) ha resentido la formación de nuestra juventud”. 

Además “entregar a las provincias el subsuelo sólo ha servido para crear algunas provincias ricas con desatención total del equilibrio territorial, y despreciando la riqueza que se produce en la superficie (el petróleo tiene privilegios, pero la agroindustria sólo trabas)”.

Lavagna apuntó a que “ahora, esta extraña idea de provincializar la justicia, en sus más altos niveles, abre la puerta a un mercado de favores y contraprestaciones y al juego de votaciones basadas en la política y no en la Justicia”. 

“A la Corte Suprema se le creó un cuarto poder, como el Consejo de la Magistratura. Ahora, al Senado se le pretende crear una especie de Senado paralelo sin siquiera el poder de equilibrio de la cámara de Diputados. Lo que se pierde es el sentido profundo de JUSTICIA”, afirmó el ex candidato presidencial.

Lavagna apuntó a que con esta iniciativa “los involucrados en casos que alcanzaron a la clase política de provincias, a ex gobernadores acusados, a ex gobernadores condenados y a gobernadores bajo proceso, estarán seguramente agradecidos”, sino embargo “¡¡¡ los ciudadanos argentinos, NO!!!”.