La UCR ratificó su pertenencia a Juntos por el Cambio y rechazó a Milei

En la elección de Gastón Manes frente a la Convención Nacional, el radicalismo emitió un documento llamando a fortalecer el partido y respetar el manual de buenas prácticas firmado con el PRO que limita el ingreso del liberalismo en la coalición opositora

Gastón Manes fue elegido este viernes como el nuevo titular de la Convención Nacional de la Unión Cívica Radical (UCR), uno de los dos órganos de conducción partidaria además del Comité Nacional, y aseguró que el cuadro político aspirar a lograr la presidencia del país en las elecciones de 2023 y “no es una fuerza testimonial”.

El hermano del neurólogo y diputado por la Provincia de Buenos Aires, Facundo Manes, fue electo en una votación que contó con más de 300 convencionales citados desde las 15 en el Teatro Municipal Coliseo Podestá, ubicado en calle 10 número 733 de La Plata.

En ese marco, remarcó que la UCR “no tiene dueño” y que son “un partido de Gobierno, no una fuerza testimonial, que no se agota en el debate, lejos del poder y de la sociedad”.

Con esa premisa, sostuvo: “Nosotros no tenemos dueño y tampoco elegimos presidente mediante el tuit de ningún iluminado. A los populistas esta vez les tocará perder. A los de izquierda y a los de derecha. Los mejores momentos de la UCR tienen que ver cuando el componente nacional y federal aparecen juntos, con fuerza, detrás de un proyecto común a todos los argentinos”.

Manes pidió “recoger el guante de 1983 y gestar la nueva revolución” para poner al país “en el buen camino”, y consideró al radicalismo como “el último proyecto colectivo exitoso en Argentina”.

Posteriormente, la UCR difundió un comunicado con el que señaló la importancia de la unidad para lograr los objetivos que tienen planteados y rechazó la integración del diputado liberal Javier Milei en Juntos por el Cambio.

“Estos son tiempos de presidencialismo de coalición y la unidad de propósito hoy es mantener unidad y mejorar la coalición Juntos por el Cambio”, postuló el cuadro.

Para los radicales “la situación es alarmante” ya que “por primera vez desde la independencia” la sociedad argentina se “está alejando de las ganas de hacer mejor y más grande” al país.

“Hoy muchos, muchísimos, demasiados argentinos piensan que vivirían mejor si se fuesen a otro país, y que lo harían si tuviesen la oportunidad”, sostuvo.

“La democracia inacabada nos frustra, nos rebela, y nos obliga a multiplicar nuestros esfuerzos para contribuir a poner fin a la decadencia de este período político y que Argentina impulse un crecimiento continuado y con estabilidad. El federalismo, otra de las bases nacionales que forjaron nuestra convivencia, es una gran cuenta pendiente. Todas las provincias son igual de importantes, igual de necesarias, y tienen la potencialidad para impulsar el crecimiento global del país”, indicó el documento.