Separan a funcionaria de Ricardone, madre del sicario que quiere “dejar de matar”

La Comuna de Ricardone separó a Andrea M., la mujer acusada de aconsejar a su hijo seguir en el negocio de la venta de drogas, cuando éste le confesó que había asesinado a un hombre por 30 mil pesos. Las conversaciones telefónicas fueron reproducidas por los medios de comunicación produciendo un alto impacto de conmoción.

Por favor, ayudame. Hoy estoy tranquilo. Mañana me agarra la desesperación y no quiero matar a más gente. Me chupa la verga (sic) si tengo el teléfono pinchado. No me interesa más nada. No puede ser. El viernes fui a matar a uno por 30 mil pesos, mami”, le dice el presunto sicario, Nicolás C., quien está en prisión por integrar una banda que se dedica a la venta de estupefacientes en Fray Luis Beltrán, Ricardone, San Lorenzo, Capitán Bermúdez, Puerto Gaboto y Rosario.

Pero lejos de contener a su hijo, la mujer, que es empleada comunal del área de Desarrollo Social en Ricardone, le respondió: “Hacemos una pescadería de pantalla, boludo (sic). Vamos a embolsarla nosotros. Con vos pila hacemos cualquier cosa los dos, negro”.

La empleada comunal fue desvinculada este martes, como también su esposo, luego de que los vecinos realizaran una manifestación frente al edificio comunal, pidiendo explicaciones a su presidente, Juan Carlos Doria.

“Necesitamos una explicación del presidente comunal, primero vimos los allanamientos, ahora las escuchas, por eso nos movilizamos a la comuna, para que nos den explicaciones porque si una persona está involucrada en narcotráfico no puede estar ejerciendo un cargo público”, expresó Fabio Moretti, miembro de la comisión comunal por la minoría de la localidad de Ricardone.

Desde la comuna adelantaron que la empleada fue separada hasta que se esclarezca su situación judicial.