Bloque oficialista anunció que se parte y Juntos por el Cambio dice que “Quieren controlar la Justicia”

La conformación de Unidad Ciudadana como nuevo espacio y del Frente Nacional y Popular como el que ya estaba, generó críticas entre los integrantes de ambas Cámaras de la principal fuerza de la oposición.

Con discusión del Consejo de la Magistratura como marco insoslayable y justo en la previa a la toma de juramento de los nuevos miembros del organismo por parte de su nuevo titular, el integrante de la Corte Suprema Horacio Rosatti, en la noche del martes y a través de sendas notificaciones a la presidenta de la Cámara alta, Cristina Kirchner, se comunicó la división del bloque oficialista que hasta ahora conducía de manera unificada José Mayans.

El primero de estos espacios se denominará Frente Nacional y Popular y será conducido por el senador formoseño -alineado directamente con los gobernadores-, mientras que el segundo se llamará Unidad Ciudadana y estará bajo el mando de Juliana Di Tullio, con terminal directa en el despacho de la vicepresidenta. La decisión fue recibida con duras críticas y acusaciones por la oposición, entre otras la del presidente del interbloque de Juntos por el Cambio, el senador Alfredo Cornejo, que no dudó en describir la situación como una jugada “para robarse un lugar en el Consejo de la Magistratura”. 

Mediante dos cartas dirigidas a la titular de la Cámara Alta se confirmó la conformación de ambos espacios. El “kirchnerista” contará con Carlos Linares, Mariano Recalde, Guillermo Snopek, Anabel Fernández Sagasti, Oscar Parrilli, Silvia Sapag, Claudio Doñate, Silvina García Larraburu, Nora del Valle Giménez, Ana Ianni, Matías Rodríguez, María Eugenia Dure, y Sergio Leavy.