La Corte Suprema tomó el control del Consejo de la Magistratura y asume Rosatti

A partir de este lunes, entra en vigencia el fallo que ordena la recomposición del organismo que participa de la elección y sanción a magistrados. El órgano que designa jueces comenzará a sesionar aún cuando no tenga a sus 20 integrantes.

En una resolución que se conoció este mediodía, los jueces Horacio Rosatti, Carlos Rosenkrantz y Juan Carlos Maqueda ratificaron que el presidente del Máximo Tribunal ya lo es también del Consejo de la Magistratura desde el momento en que vencieron los 120 días que se habían fijado del plazo. Es decir, desde la medianoche del sábado 16 de abril. Además, sostuvieron que el Consejo debe seguir funcionando “de manera inmediata” y confirmaron que le tomarán juramento a las nuevas representantes.

Dentro de los argumentos, tomaron en cuenta la situación del Congreso y explicaron que la no designación de las personas que integrarán el Consejo no puede achacársele al organismo. “El Consejo de la Magistratura ha realizado en tiempo oportuno los actos necesarios para proceder a la nueva conformación del órgano. Por ello, y toda vez que el mandato que le fue impuesto en ese sentido se limitó a que ‘disponga lo necesario’ para su nueva integración, corresponde tener por parcialmente cumplido lo resuelto, restándole a la fecha la remisión a esta Corte de los títulos de los consejeros electos para proceder a su juramento”, indicaron los tres jueces de la Corte.

Sostuvieron también que cuando se habló, en el fallo que se dictó el 16 de diciembre del año pasado, de asunción simultánea, se referían a la posibilidad de que algunos/as de los consejeros/as se nombrarán antes del plazo establecido. “Una vez vencido aquel plazo, resultaría inadmisible que la demora o el incumplimiento de ese deber legal por parte de alguno de los estamentos –cualquiera fuera el motivo– pudiera retrasar, frustrar o paralizar el funcionamiento de un órgano de rango constitucional. Resultaría ilógico, además, todo razonamiento que colocara a un estamento en posición de condicionar o impedir la participación de los otros que hubieran cumplido con el mandato legal de nombrar sus representantes”, sostienen los tres magistrados en su decisión. “No debe perderse de vista que todos los estamentos que debían designar a sus nuevos representantes se encontraban en condiciones de hacerlo a partir de la notificación de la sentencia”, agregaron.

Otro de los aspectos que se señaló en la resolución es que se ratificó que el nuevo quorum del Consejo será de 12 integrantes, por lo que cuando asuman las nuevas representantes ya se podrá funcionar sin la necesidad de paralización por parte de la indefinición del Congreso, a quién criticaron. “Vencido el plazo fijado sin que el Congreso de la Nación haya sancionado una nueva ley, corresponde que el órgano continúe funcionando de manera inmediata y de pleno derecho según las pautas fijadas por esta Corte en la sentencia pasada en autoridad de cosa juzgada”, indicaron. 

“A partir del dictado de la presente decisión, el Consejo de la Magistratura será presidido por el Presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, los nuevos representantes que hayan sido elegidos o designados por sus respectivos estamentos asumirán sus cargos previo juramento de ley, el quorum será de 12 miembros”, explicaron entonces, a lo que le sumaron que se deben conformar también de forma inmediata las distintas comisiones de funcionamiento del Consejo.

Cabe recordar que distintos sectores alineados con el Gobierno y que integran el kirchnerismo sostuvieron durante estos días que el arribo de la Corte al Consejo constituía “un golpe de Palacio”. Mientras tanto, el proyecto de reforma que impulsó el oficialismo (cuyo borrador se presentó unos días antes del fallo de inconstitucionalidad) está actualmente en la Cámara de Diputados, donde no tiene los números necesarios como para avanzar con su aprobación. La oposición reclama la inclusión de la Corte dentro de la nueva ley, algo que la bancada dirigida por Germán Martínez resiste.