Salud regula “Productos vegetales a base de cannabis y sus derivados” para uso medicinal

Así, Nación definió una regulación propia, diferenciándolos de las especialidades medicinales y los medicamentos herbarios. El objetivo es facilitar el acceso seguro a la población que los necesite.

El Ministerio de Salud de la Nación creó la categoría de “Productos vegetales a base de cannabis y sus derivados destinados al uso y aplicación en Medicina humana”. De esta manera, la cartera sanitaria define una regulación propia para este tipo de productos con fines terapéuticos, “garantizando la calidad en su producción y la seguridad para las y los usuarios”. 

Cabe señalar que serán incluidos en esta nueva categoría aquellos productos cuya composición esté claramente definida y comprobable con porcentajes de THC menores o iguales a 0.3%. En tanto, cuando la concentración de THC supere el 0.3% al producto se le aplicará el régimen correspondiente a las sustancias psicotrópicas.

La creación de esta categoría quedó establecida mediante la Resolución ministerial número 781/2022 publicada hoy en el Boletín Oficial y genera una regulación propia a los derivados del cannabis diferenciándola de las ya establecidas para las especialidades medicinales y los medicamentos herbarios. Esto permitirá no solo ampliar su uso en diferentes patologías, sino que asegurará la certificación de los procesos en cuanto a las buenas prácticas de cultivo y elaboración requeridas por las agencias regulatorias nacionales e internacionales.

Es preciso remarcar que los productos deberán ser indicados por una médica o médico prescriptor, quien definirá la formulación de una concentración conocida de principios activos (cannabinoides) y hará el control correspondiente, con la seguridad de la calidad del producto indicado.

Por otro lado, la dispensa se realizará a través de farmacias bajo receta, mientras que la habilitación de los laboratorios de elaboración estará a cargo de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), que fiscalizará la producción. 

En tanto, desde el Ministerio de Salud de la Nación informaron que la nueva resolución se enmarca en las acciones desarrolladas para “proteger, promover y mejorar la salud de la población a partir de la regulación de este tipo de productos”.

Desde la cartera que conduce Carla Vizzotti remarcaron que “con esta nueva categoría se está dando una respuesta acorde y equilibrada que garantiza la seguridad sanitaria con concentraciones de principios activos conocidos, libres de contaminantes y con el asesoramiento médico e información sobre sus beneficios y riesgos. A su vez, también permite sacar de circulación aquellos productos sin controles de calidad”.