Comercio Interior multó a molineras por “cartelización” en más de $445 millones

La sanción alcanza a la firma Molinos Cañuelas y a entidades empresarias del sector. La Secretaría de Comercio Interior las acusa de ejecutar una “práctica concertada” para fijar precios de la harina.

Luego de declararle la “guerra” a la inflación, el Gobierno decidió sancionar con fuertes multas a las empresas molineras por una investigación iniciada en 2017. En las últimas semanas, el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, había acusado a estas empresas de acopiar más de un millón de toneladas de trigo como “maniobra especulativa” en el marco de los aumentos del valor internacional del cereal.

Por tanto, la Secretaría de Comercio Interior sancionó a la empresa Molino Cañuelas, la Federación Argentina de la Industria Molinera (FAIM), la Cámara de Industriales Molineros (CIM) y la Asociación de Pequeñas y Medianas Industrias Molineras de la República Argentina (Apymimra) con multas por un total de $445.106.597, por concertar “conductas anticompetitivas” en el marco de un “cartel institucionalizado”.

La medida se dispuso a través de la resolución 332/20922 publicada hoy en el Boletín Oficial y suscripta por el secretario Roberto Feletti, quien días atrás tuvo un cruce con los empresarios del sector, a los que acusó de “estrangular el abastecimiento de harina”.

“Los molineros dispararon el precio de la bolsa de harina porque decían que no tenían trigo. Sin embargo, detectamos que guardaban 1.100.000 toneladas”, describió el Secretario de Comercio interior.

Ahora, las multas son de $150 millones a Molino Cañuelas, el mismo monto para FAIM$93.974.602 para CIM y $51.131.995 para Apymimra, y son el corolario de un proceso administrativo iniciado el 4 de abril de 2017, con la denuncia de Impulsar (Industrias Medianas y Pequeñas Unidas Locales Sociedad Argentina) ante la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC).

El pago de las multas deberá hacerse efectivo dentro de los diez días hábiles desde la notificación (es decir hasta el 21 de abril), y Comercio Interior instó a las partes a que “cesen y se abstengan de realizar acuerdos de fijación de precios e intercambiar información sensible, en el mercado de la molienda de trigo y la comercialización de harina de trigo”.