El VAR debutó en el fútbol argentino con un penal para Aldosivi

La tecnología se utilizó en el primer partido y fue para otorgarle un penal a los marplatenses, que se impuso por 3-1 con goles de Cauteruccio, Mosquera y Pisano. El “Tiburón” se aleja del descenso y sueña con dar el golpe.

Una mano del defensor de Cólón de Santa Fe Gian Nardelli, que el árbitro Nicolás Lamolina no había advertido y revisó en pantalla para cobrar penal en favor de Aldosivi de Mar del Plata, se convirtió en la noche del jueves en la primera infracción del fútbol argentino en ser sancionada a través del sistema arbitral VAR.

Ocurrió pasados los 10 minutos del partido que el ‘Tiburón’ le ganó 3-1 al ‘Sabalero’ en el Cementerio de los Elefantes. Antes de la ejecución de un corner para los marplatenses, el juez fue llamado por el intercomunicador: paró el juego a los 12 minutos 25 segundos, observó la jugada en la pantalla y a los 13 minutos 37 segundos señaló el punto de penal en el área local.

A pesar de las constancias del video los jugadores de Colón protestaron airadamente y con cierta razón: Nardelli trastabilló y la mano pareció casual, un efecto secundario de su tropiezo.

No hubo caso: Lamolina confirmó y Martín Cauteruccio puso el 1-0 visitante. El antes y el después del VAR en el fútbol argentino.

Antes, en el sorteo, Lamolina les había recordado a los capitanes, el arquero local Leonardo Burian y el propio Cauteruccio (ambos uruguayos), la idea original del VAR, la razón de su existencia: despejar las dudas eventuales, contribuir a la justicia deportiva.

“En la medida de lo posible, dar las respuestas que se requieran ante las dudas que aparezcan”, dijo. El VAR llegó para quedarse y habrá que acostumbrarse, los de adentro y los de afuera.

El equipo arbitral del encuentro se completó con los asistentes Facundo Rodríguez y Lucas Germanotta; el cuarto juez, Leandro Rey Hilfer; y, a cargo del VAR desde Ezeiza, Mauro Vigliano (con amplia experiencia internacional en el área) y Diego Verlotta.