En un “Gigante de Arroyito” colmado, Newell´s se quedó con el clásico

La Lepra derrotó 1-0 a Rosario Central y volvió a ganar después de 7 partidos.

Newell’s Old Boys le ganó 1-0 a Rosario Central la edición 174 del clásico rosarino, partido correspondiente a la séptima fecha de la Copa de la Liga Profesional (LPF).

Juan Manuel García, a los 6 minutos del segundo tiempo, marcó el único tanto del encuentro jugado en el Gigante de Arroyito.

Con este triunfo Newell’s se ubica quinto en la zona 1 con 13 puntos, en tanto que Rosario Central quedó décimo en la zona 2 con 7 unidades.

El equipo visitante se quedó con el clásico porque acertó en su segunda llegada y supo defenderla en un partido muy cerrado, con escasas jugadas de riesgo.

La última victoria de Newell´s había sido en octubre de 2016, también en condición de visitante, mientras que luego el “Canalla” había cosechado cuatro triunfos y habían empatado en tres ocasiones. Esta dura derrota como local deja aún más en la cuerda floja a Cristian “Kily” González, dado que su equipo perdió cuatro de los últimos cinco partidos que disputó y solo sumó siete puntos en lo que va de la competencia.

El clásico rosarino empezó con tamaña presión que el debutante lateral izquierdo visitante Martín Luciano cometió una mano para cortar un contraataque en la mitad de cancha, a los 40 segundos, y Pablo Echavarría no sancionó con amonestación, sanción que recién aplicó a los 11 minutos por una falta sobre Damián Martínez.

Además, Echavarría no sancionó un claro penal cuando a los 35 minutos el zaguero colombiano Ditta bajó una pelotazo largo con el brazo derecho.

Central y Newell’s jugaron un primer tiempo de mucha más fricción y pierna fuerte que buen juego, que sólo apareció cuando se proyectó Lautaro Blanco -el mejor jugador de esa etapa-, a los 8 minutos, desbordando por el lateral izquierdo y su centro no fue bien conectado por Martínez, quien pifió el derechazo, corrigió Gamba y la pelota rozó el poste derecho de Macagno.

En este juego de dientes apretados y faltas sistemáticas salió mejor parado Newell’s, que intentó suplir su falta de fútbol con desbordes por la derecha, laterales y centros de pelota detenida, como en su única llegada del primer tiempo, cuando Francisco González colocó un buen centro desde la derecha que García cabeceó de emboquillada y la pelota se fue por arriba del travesaño, cuando Servio la tenía controlada.


El complemento mostró lo mejor de Newell’s y a los 6 minutos Méndez aprovechó la espalda de Blanco para gambetear a Ojeda y a Almada, colocó un centro pasado, que Garro recibió solo por la izquierda del área, “fusiló” a Servio de volea, el arquero salvó a medias y García la empujó a la red.

El gol fue un golpe de nocaut para Central, que generó sólo dos llegadas claras para empatar en dos mano a mano de Ruben salvados por Macagno a los 17′ y 25′.

Newell’s se dedicó a defenderse y a los 30′ el ingresado Sordo gambeteó a Blanco en el borde derecho del área pero elevó el remate, solo con el arquero.

Central intentó llegar hasta el final empujado por sus hinchas, pero ni siquiera volvió a acercarse con peligro, en lo que puede ser el partido final del ciclo del “Kily” González.

Newell’s se quedó con el clásico después de siete partidos sin victorias por su juego de menor a mayor y, sobre todo, porque supo definir una de sus tres llegadas, con un tanto de “Juanchón” García, la figura del encuentro.