El Gobierno lanzó paquete de medidas y convocó a empresarios y gremios

El presidente hizo un llamamiento “a todos los sectores” y anunció que sus ministros informarán cuáles serán las medidas específicas que comenzarán a implementarse a partir de la semana próxima. Este sábado Julián Domínguez y el lunes Matías Kulfas, darán sendas conferencia de prensa donde brindarán detalles de las decisiones. El martes se concretará la convocatoria a la Mesa de Acuerdo Económica y Social.

Alberto Fernández anunció este viernes la creación de “un fondo de estabilización” para atacar la inflación, que según dijo, recrudeció a partir de la invasión de Rusia a Ucrania; además, adelantó que los ministros del área económica informarán este sábado las medidas a tomar y que convocará “a todos los sectores” para combatir la suba de precios desde el lunes.

Fernández hizo este llamamiento a través de un discurso que grabó en la Quinta Presidencial de Olivos, y que se emitió a las 20.40 en medio de una gran expectativas, porque se esperaba, en un comienzo, que informara de las medidas durante su vista a Tucumán, en horas de la mañana.

“He tomado una decisión para proteger a los argentinos y argentinas de este fenómeno inesperado y que ojalá sea transitorio. He decidido constituir un fondo de estabilización con el objetivo de evitar el traslado de esta suba del precio internacional al precio que pagan los argentinos y argentinas”, dijo el mandatario.

Fernández inició su discurso destacando que “anoche hemos dado un paso muy importante para empezar a solucionar otro de los enormes problemas de los que tuvimos que hacernos cargo. El Congreso de la Nación convirtió en Ley el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional”.

“Ha sido un momento histórico”, dijo Fernández y destacó que el acuerdo “obtuvo una abrumadora mayoría en las dos cámaras del Congreso”, dejando de lado el rechazo del kirchnerismo, los partidos de izquierda y los liberales.

Destacó que se llegó a ese resultado por “el consenso y apoyo de gobernadores y gobernadores, empresarios, sindicatos, organizaciones sociales y dirigentes de muchos sectores que comprendieron la gravedad del momento y unieron su esfuerzo para hacerlo posible” y les envió a todos su reconocimiento.

El mandatario aseguró que el acuerdo con el FMI para renegociar US$$ 45.000 millones “nos permite comenzar a ordenar las variables macroeconómicas centrales en la lucha contra la inflación que es, como lo decimos siempre, un fenómeno multicausal”.

En ese marco, destacó que la invasión de Rusia a Ucrania “termina afectando al mundo entero, porque afecta a la producción de materias primas, centrales en nuestra alimentación cotidiana. Estoy hablando de la harina, el pan, los fideos y decenas de alimentos que consumimos en nuestra vida cotidiana”.

“La inflación es un serio problema para los argentinos y argentinas. La guerra lo agrava”, advirtió . Ante esta situación “he tomado una decisión para proteger a los argentinos y argentinas de este fenómeno inesperado y que ojalá sea transitorio”, dijo Fernández y adelantó su decisión de “constituir un fondo de estabilización con el objetivo de evitar el traslado de esta suba del precio internacional al precio que pagan los argentinos”.


En ese marco “he instruido a mis ministros para que tomen las medidas necesarias y ellos serán los encargados de comunicarlas a partir de mañana”, adelantó. “Garantizar el pan en la mesa de las argentinos es fundamental y está en el centro de las decisiones que estamos tomando ante esta emergencia. Pero es apenas una parte”, dijo Fernández y explicó que dio indicaciones a sus ministros “para que construyan acuerdos con los diferentes sectores pero que no duden en aplicar todas las herramientas del estado para fijar y hacer cumplir las medidas necesarias”.

“Estamos en una situación extraordinaria que requiere soluciones extraordinarias”, aseguró el Presidente y adelantó que convocará “desde este lunes a los representantes de los sectores productivos, empresarios, trabajadores formales y de la economía popular, representantes del campo y el comercio, la pequeña y mediana empresa y la sociedad civil a una mesa de acuerdo que nos permita diseñar un mañana en la lucha contra la inflación”.

“Confiamos en encontrar acuerdos que ayuden a bajar la inflación y a garantizar el aumento del poder adquisitivo de los salarios”, dijo. Sin embargo, advirtió que “no vamos a dejar de controlar y fiscalizar precios, aplicar la ley de abastecimiento si es necesario y utilizar todos los instrumentos con los que cuenta el estado para cumplir con el objetivo de controlar” la inflación.

“Nuestra batalla hoy es contra los especuladores. Contra los codiciosos. Contra quienes buscan aún en situaciones tan complejas sacar una renta extraordinaria. Contra los agoreros de siempre, que intentarán instalar el sálvese quien pueda o buscar culpables rápidos y respuestas sencillas. No me cansaré de repetirlo: nadie se salva solo. Escucharé sus propuestas y sus preocupaciones y les transmitiré los caminos que estamos recorriendo. Es hora que cada sector pueda pensar cuál es su contribución a este momento crucial del mundo y de Argentina”, aseguró Fernández.

Este sábado Julián Domínguez y el lunes Matías Kulfas, darán sendas conferencia de prensa donde brindarán detalles de las decisiones. El martes se concretará la convocatoria a la Mesa de Acuerdo Económica y Social.