Con amplio apoyo, Diputados aprobó el acuerdo con el Fondo Monetario y ahora pasa al Senado

Tras casi 14 horas de sesión, la Cámara de Diputados le dio media sanción del proyecto de ley que ratifica el acuerdo con el FMI. Pasa ahora al Senado.

En una jornada con pocos cruces entre los bloques por un pacto tácito “de convivencia” acordado entre bloques para que la sesión no tuviera imprevistos, la Cámara de Diputados aprobó con amplia mayoría el proyecto que autoriza la toma de una nueva “operación de crédito” con el Fondo Monetario Internacional.

Fueron 202 votos positivos, 37 negativos y 13 abstenciones. Juntos por el Cambio apenas registró un voto en contra mientras que en el Frente de Todos las voces de rechazo eligieron la abstención. La Cámpora, que tuvo a Máximo Kirchner presente al momento de la decisión final y no registró oradores pero sí evidenció su postura. Las bancas de Javier Milei y de Jose Luis Espert y el Frente de Izquierda votaron en contra.

El radical Mario Negri aseguró que “no somos la rueda de auxilio del gobierno. El presidente está débil, tiene una fractura. Si nosotros no estuviéramos acá ibamos al default”, dijo Negri y envió un mensaje al oficialismo: “No hay que sentirse culposo cuando se gobierna, hay que aceptar las buenas y las malas. Si hay default vamos a ser unos parias”.

Por su parte, el oficialista Germán Martinez se adelantó a las divisiones en el Frente de Todos y sostuvo que “tenemos que acostumbrarnos a un esquema de grandes coaliciones, no se generan entre exactamente igual, no entre los que pensamos parecidos, quienes somos nosotros para acusar con el dedo a otro diputado de un bloque que no pertenezco, ni siquiera lo hago con uno de mi propio bloque”, cerró.

Los miembros informantes fueron los presidentes de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y Finanzas. “Me siento profundamente honrado de ser el primer legislador, en la historia parlamentaria, que va a ser miembro informante en esta Cámara de Diputados de un proyecto de ley para aprobar un acuerdo de refinanciación de la deuda con el FMI”, afirmó Carlos Heller.

Acto seguido, la bonaerense Alicia Aparicio continuó el tiempo del Frente de Todos y aseguró que “este acuerdo es el único posible en las circunstancias que hoy vive nuestro país para hacer frente a los compromisos adquiridos con el FMI sin acumular una nueva deuda en dólares”, cerró.

Desde la oposición, el radical Lisandro Nieri afirmó que “primó la racionalidad y el entendimiento de que hay una obligación por el bien del país de evitar el default, el cual significaría inestabilidad, desorden, e incertidumbre”, concluyó.

“Los adversarios políticos no son enemigos, son adversarios, con los que se pueden discutir ideas. Este Parlamento tiene que ser el ámbito donde se debatan”, pidió Paula Oliveto de la Coalición Cívica, uno de los espacios que desde el primer momento promulgó propuestas para evitar el default.

A modo de balance, en la madrugada de este viernes, desde el despacho principal de Diputados manifestaban “conformidad” con la tarea desplegada para evitar una derrota del oficialismo en una votación tan importante como esta. “Massa consiguió que con apenas 77 votos de su propia fuerza el gobierno aprobara con más de 200 votos la Ley más difícil desde la llegada del Frente de Todos al poder”, aseguraron desde el entorno del tigrense. 

El proyecto girado al Senado fue de un sólo artículo “enmarcado en la Constitución” enfocada en la atribución de autorizar la toma de un crédito público. Los anexos y el programa económico que envió Martín Guzmán y que consideró indivisibles, quedaron fuera del consenso alcanzado.

EL ARTICULO FINAL:
PROYECTO DE LEY
El Senado y la Cámara de Diputados de la Nación Argentina, reunidos en Congreso, sancionan con fuerza de ley…

ARTÍCULO 1 — Apruébanse, de acuerdo a lo estipulado en el artículo 75 inciso 7 de la Constitución Nacional y en los términos del artículo 2 de la Ley 27.612, las operaciones de crédito público contenidas en el “Programa de Facilidades Extendidas” a celebrarse entre el Poder Ejecutivo Nacional y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para la cancelación de los vencimientos del “Acuerdo Stand By” oportunamente celebrado en 2018 y y para apoyo presupuestario.