EE.UU. sanciona a Putin y negocia con Maduro como alternativa al petróleo ruso

EEUU prohíbe la importación de petróleo ruso por la invasión de Ucrania, Putin amenaza a Alemania con cerrar el grifo del gas de Europa y Biden “indulta” a Maduro para equilibrar.

Es probable que la medida signifique mayores precios de los combustibles y facturas para los consumidores. La economía de Rusia depende en gran medida de la energía. Es el tercer mayor productor de petróleo del mundo, detrás de Arabia Saudita y Estados Unidos. Antes de que se anunciaran las medidas, Rusia advirtió sobre las consecuencias “catastróficas” para la economía mundial y dijo que podría cerrar su principal gasoducto a Alemania.

Un grupo de altos funcionarios estadounidenses voló a Venezuela el sábado para reunirse con el gobierno del presidente Nicolás Maduro y discutir la posibilidad de aliviar las sanciones a las exportaciones de petróleo venezolano, ya que la administración Biden evalúa prohibir las importaciones de petróleo y gas rusos, según publica The Washington Post de dos personas familiarizadas con este asunto.

El viaje es la visita estadounidense de más alto nivel al estado socialista en años y se produce cuando Estados Unidos busca aislar a Rusia por su invasión de Ucrania.

Venezuela, el aliado más importante del Kremlin en Latinoamérica, solía ser un importante proveedor de crudo para Estados Unidos antes de que las exportaciones se vieran obstaculizadas por la mala gestión interna y las sanciones paralizantes de Washington, publica el diario estadounidense.

Según el tabloide, en las últimas semanas, exlegisladores estadounidenses han presionado para que EE.UU. prohíba las exportaciones de petróleo y gas de Rusia y levante las restricciones a Venezuela, que alberga las mayores reservas de petróleo del mundo.

El viaje se produce pocos días después de que Maduro y el presidente ruso, Vladimir Putin, hablaran por teléfono sobre impulsar la asociación entre sus países.

Estados Unidos y Venezuela rompieron relaciones diplomáticas en 2019 después de que el Gobierno de Estados Unidos reconociera a Juan Guaidó como presidente legítimo del país, acusando a Maduro de ganar la reelección mediante fraude. En un intento por obligar a Maduro a dejar el poder, la administración Trump bloqueó todos los ingresos estadounidenses a la compañía petrolera nacional de Venezuela.

Recordamos que mientras Estados Unidos busca aliados en su plan de prohibir las importaciones de petróleo ruso, Rusia lanza una nueva amenaza al decir que esta medida tendría consecuencias catastróficas. “El aumento del precio podría ser imprevisible y alcanzar más de 300 dólares por barril o más”, ha advertido el viceprimer ministro ruso de Energía, Alexander Novak.

Además, Putin amenaza con cortar el gas a Europa si se prohíben las importaciones de petróleo del país.