Biden prohibió la importación del sector energético ruso y se disparó el precio de los combustibles en el mundo

La prohibición de importaciones de petróleo ruso por parte EEUU puso en vilo al mercado de naftas, que registró los mayores aumentos desde 1990. También se registran fuertes subas en Alemania y España.

Biden anunció la prohibición a las importaciones de petróleo, gas natural y carbón ruso como sanción por la invasión lanzada por Vladimir Putin y dio el paso unilateralmente, sin sus aliados europeos .

El valor de los combustibles en los surtidores estadounidenses alcanzó un récord histórico de u$s4,173 el galón (3,7 litros), a causa de la amenaza que representa para el abastecimiento mundial la guerra entre Rusia y Ucrania, aunque hay ciudades de California donde ya se paga hasta u$s7,79.

El promedio del precio de la nafta alcanzó hoy los u$s4,173 el galón (3,7 litros), récord desde 1990 cuando comenzaron los registros gubernamentales. De esta forma, a comparación de una semana atrás, los consumidores están pagando 55 centavos de dólar más, 72 centavos por encima que hace un mes, y u$s1,40 a comparación de hace un año.

Los precios varían entre los estados, y en California el valor escala a los u$s5,444 el galón, de acuerdo con datos de la Asociación Estadounidense del Automóvil (AAA, por sus siglas en inglés) difundidos por la agencia Bloomberg. Sin embargo, en estaciones de servicio de EXXON de Los Ángeles ya se paga hasta u$s7,55 el galón y en las bocas de expendio de Chevron hasta u$s7,79. Este último precio equivale a u$s2,105 por litro, unos 395 pesos argentinos al tipo de cambio oficial.

En otros países los efectos del precio del crudo también se hacen sentir, y en Alemania, por primera vez, el precio de los combustibles se elevó a más de 2 euros por litro, según informó hoy el club automovilístico ADAC y difundió la agencia DPA. En marzo del año pasado, el valor de la gasolina en Alemania era sólo de 1,315 euros el litro, mientras que en España el precio promedio del litro saltó desde los 1,338 euros hasta los 1,77 al día de hoy.

Hoy el precio internacional del petróleo, cuyo impacto tiende a preceder algunas semanas al valor en el surtidor, ya se ubica a más de u$s129, tanto en el caso del barril WTI como el Brent, frente a un precio anterior a la guerra de unos 97 dólares.

Los analistas de la consultora Rystad Energy, con sede en Oslo, estimaron que el petróleo podrían subir hasta u$s200 por barril si Europa y Estados Unidos prohíben las importaciones de petróleo ruso. Decisión que finalmente Joe Biden adoptó. La postura de Biden de actuar en solitario es un cambio en su estrategia diplomática y, de acuerdo al sitio Político, es consecuencia del interés del presidente estadounidense de evitar que el Congreso anuncie la medida antes que su administración, ya que es creciente el acuerdo bipartidista para ir en esa dirección.

Los pronósticos de la Casa Blanca es que la prohibición de importación de petróleo ruso dispararía los precios de los combustibles, afectando los índices inflacionarios. Como medida de contención, la administración Biden comenzó a explorar revivir los vínculos comerciales con Venezuela, también bajo sanciones económicas impuestas durante la presidencia de Donald Trump.

El viceprimer ministro ruso Alexander Novak fue más lejos y pronosticó “consecuencias catastróficas para el mercado global” si se cancelan las compras de crudo ruso por parte de EEUU. “El aumento de los precios sería impredecible. Serían 300 dólares por barril, si no más”, anticipó el funcionario de Vladmir Putin.