Perdió una fortuna por una estafa en criptomonedas y ahora vive en una casa rodante

Nichole Hutchinson es una estadounidense que invirtió US$390.000 de ella y de su padre en monedas electrónicas; lo hizo a instancias de un nuevo amigo que le terminó robando todo.

Una mujer del estado de Tennesse, en los Estados Unidos, fue estafada con una operación falsa de criptomonedas y perdió unos US$390.000 que pertenecían a ella y a su padre. La joven, de 24 años, vio esfumarse de ese modo, además de sus ahorros, el dinero que había recibido por la venta de la casa de su madre, que había fallecido recientemente. Actualmente, tanto la mujer como su papá viven en una casa rodante.

Nichole Hutchinson es el nombre de esta joven que vendió la casa de su madre, fallecida en febrero de 2021, repartió el dinero con su padre, y pensaba utilizar esos fondos para ayudar a su familia y comenzar una nueva vida en California. Pero el destino, a veces, tiene otras intenciones.

Precisamente como una manera de hacer nuevos amigos antes de ir a vivir a otro estado, la muchacha comenzó a usar el sitio de citas en red llamado Hinge. Allí conoció a un hombre que decía llamarse Hao, y comenzaron una relación amistosa. El vínculo entre ambos se consolidó bastante más porque Hao le dijo a Hutchinton que provenía de la misma ciudad de la China en la que la joven había sido adoptada cuando era pequeña.

Poco después, él le hizo saber a Hutchinson que le gustaban las inversiones en criptomonedas y que era casi un especialista en ellas. Entonces, le sugirió a ella que invirtiera en ese rubro.

“Yo no sabía nada de criptomonedas”

“Nunca había invertido en mi vida. Tampoco sabía nada sobre criptomonedas, así que era muy escéptica”, le dijo Hutchinson a la señal estadounidense CBS, que agregó que el tal Hao volvió a asegurarle que él se movía como pez en el agua en el mundo de las monedas virtuales.

Pero así fue como comenzó la estafa. Hao le dijo a la joven que creara una cuenta en un sitio legítimo de inversión de este tipo de valores: crypto.com. Pero, en cambio, le envió para que lo hiciera un enlace diferente. El hombre le pidió que transfiriera dinero a ese enlace, que era una plataforma para intercambiar criptomonedas.

Hutchinson comenzó de a poco, con pie de plomo, pero más adelante entró en confianza y comenzó a invertir sumas más grandes. “Él me decía cosas como: ‘Mirá, esta plata te va a ayudar a mantener a tu familia’. Eso era precisamente lo que yo quería hacer”, relató la muchacha.

Pronto, Hao le mostraba a su amiga que la cuenta empezaba a dar ganancias. Entonces, le sugirió a la joven que su padre también invirtiera en la misma moneda. Para fines del año pasado, las cuentas -supuestas- de Hutchinson mostraban un saldo que alcanzaba los US$1.200.000.

Entonces, cuando la joven decidió que ya era momento de retirar todo ese efectivo, el sitio en el que tenían el dinero le informó que para ello tendría que pagar, en concepto de impuestos, unos US$380.000.

“Arruiné mi vida y la de mi papá”

Así, Hutchinson descubrió la amarga verdad. Sus inversiones en criptomonedas no eran reales y todos los fondos que ella y su papá habían puesto en los últimos meses habían ido a parar por completo a los bolsillos de quien los había estafado.

Arruiné mi vida y la de mi papá”, dijo Hutchinson. Melvin Hutchinson, en tanto, relató a la misma cadena cómo recibió la noticia por parte de su hija: “Todo lo que pude hacer fue abrazarla y decirle: ‘Está todo bien’. Y fue difícil. Lo fue, lo perdimos todo”. Mientras contaba esto, el hombre lloraba.

“Creo que realmente jugó con mi ingenuidad y con mi ignorancia en la materia de criptomonedas”, señaló Nichole Hutchinson, que actualmente vive junto a su padre en una casa rodante, una caravana que montaron en un autobús.

Nichole Hutchinson vive con su padre en una casa rodante luego de ser estafada en una supuesta inversión de criptomonedas en la que perdió US$390.000

La joven y su padre decidieron salir a contar su historia para que nadie viva una experiencia semejante a la de ellos, que terminaron estafados y sin un dólar en sus bolsillos. “Solo espero que otros no tengan que caer en la trampa. Entonces, si compartir lo que nos pasó ayuda, estoy muy agradecida por esta oportunidad de difundirlo”, señaló Hutchinson.

No es un caso aislado

La CBS informó que lo que les ocurrió a Nichole y Melvin Hutschinson está lejos de ser un caso aislado. Según este medio, en el año 2021 solamente, en total, las víctimas de diversas estafas en torno a las criptomonedas perdieron más de US$7.700 millones de dólares.

Es más, el tipo de estafa que sufrieron los Hutchinson tiene hasta un nombre en la jerga de la delincuencia. Se le dice “el timo de la matanza de cerdos”. El nombre se relaciona con el hecho de cómo se engorda a un puerco antes de sacrificarlo. Pasa igual con las víctimas de las trampas con criptomonedas, que antes de ser despojados de sus ahorros, ven cómo sus cuentas ’engordan’ de manera notable.

El dinero de las víctimas comenzó en cuentas legítimas de criptomonedas, pero los enlaces a los que les pidieron que se transfirieran los fondos correspondían a billeteras digitales de los delincuentes”, explicó Rich Sanders, que investiga este tipo de estafas como fundador de la compañía Cipherblade, dedicada a develar delitos informáticos.

Esta entidad descubrió que muchas cuentas falsas de este tipo parecían estar vinculadas a los mismos estafadores que perjudicaron a los Hutchinson, y que podrían haberse robado más de US$20.000.000. Sanders señaló que podrían todos formar parte de la misma red organizada que opera desde Asia y se aprovechan de las víctimas sin experiencia.

1

Una mujer del estado de Tennesse, en los Estados Unidos, fue estafada con una operación falsa de criptomonedas y perdió unos US$390.000 que pertenecían a ella y a su padre. La joven, de 24 años, vio esfumarse de ese modo, además de sus ahorros, el dinero que había recibido por la venta de la casa de su madre, que había fallecido recientemente. Actualmente, tanto la mujer como su papá viven en una casa rodante.

Nichole Hutchinson es el nombre de esta joven que vendió la casa de su madre, fallecida en febrero de 2021, repartió el dinero con su padre, y pensaba utilizar esos fondos para ayudar a su familia y comenzar una nueva vida en California. Pero el destino, a veces, tiene otras intenciones.https://imasdk.googleapis.com/js/core/bridge3.503.0_es.html#goog_406018734Ads by

Precisamente como una manera de hacer nuevos amigos antes de ir a vivir a otro estado, la muchacha comenzó a usar el sitio de citas en red llamado Hinge. Allí conoció a un hombre que decía llamarse Hao, y comenzaron una relación amistosa. El vínculo entre ambos se consolidó bastante más porque Hao le dijo a Hutchinton que provenía de la misma ciudad de la China en la que la joven había sido adoptada cuando era pequeña.

Un supuesto amigo sumergió a Nichole Hutchinson en el universo de las criptomonedas, la hizo invertir todos sus ahorros y luego la dejó sin nada
Un supuesto amigo sumergió a Nichole Hutchinson en el universo de las criptomonedas, la hizo invertir todos sus ahorros y luego la dejó sin nadashutterstock – Shutterstock

Poco después, él le hizo saber a Hutchinson que le gustaban las inversiones en criptomonedas y que era casi un especialista en ellas. Entonces, le sugirió a ella que invirtiera en ese rubro.

“Yo no sabía nada de criptomonedas”

“Nunca había invertido en mi vida. Tampoco sabía nada sobre criptomonedas, así que era muy escéptica”, le dijo Hutchinson a la señal estadounidense CBS, que agregó que el tal Hao volvió a asegurarle que él se movía como pez en el agua en el mundo de las monedas virtuales.

Pero así fue como comenzó la estafa. Hao le dijo a la joven que creara una cuenta en un sitio legítimo de inversión de este tipo de valores: crypto.com. Pero, en cambio, le envió para que lo hiciera un enlace diferente. El hombre le pidió que transfiriera dinero a ese enlace, que era una plataforma para intercambiar criptomonedas.

Los registros mostraban que la inversión de Nichole Hutchinson estaba dando enormes réditos, pero ella nunca vio ese dinero
Los registros mostraban que la inversión de Nichole Hutchinson estaba dando enormes réditos, pero ella nunca vio ese dineroCBS

Hutchinson comenzó de a poco, con pie de plomo, pero más adelante entró en confianza y comenzó a invertir sumas más grandes. “Él me decía cosas como: ‘Mirá, esta plata te va a ayudar a mantener a tu familia’. Eso era precisamente lo que yo quería hacer”, relató la muchacha.

Pronto, Hao le mostraba a su amiga que la cuenta empezaba a dar ganancias. Entonces, le sugirió a la joven que su padre también invirtiera en la misma moneda. Para fines del año pasado, las cuentas -supuestas- de Hutchinson mostraban un saldo que alcanzaba los US$1.200.000.

Entonces, cuando la joven decidió que ya era momento de retirar todo ese efectivo, el sitio en el que tenían el dinero le informó que para ello tendría que pagar, en concepto de impuestos, unos US$380.000.

“Arruiné mi vida y la de mi papá”

Así, Hutchinson descubrió la amarga verdad. Sus inversiones en criptomonedas no eran reales y todos los fondos que ella y su papá habían puesto en los últimos meses habían ido a parar por completo a los bolsillos de quien los había estafado.

Nichole Hutchinson vendió la casa de su madre recientemente fallecida para comenzar una nueva vida en otro estado, pero perdió todo el dinero en una estafa y ahora vive con su padre en una casa rodante
Nichole Hutchinson vendió la casa de su madre recientemente fallecida para comenzar una nueva vida en otro estado, pero perdió todo el dinero en una estafa y ahora vive con su padre en una casa rodanteCBS

Arruiné mi vida y la de mi papá”, dijo Hutchinson. Melvin Hutchinson, en tanto, relató a la misma cadena cómo recibió la noticia por parte de su hija: “Todo lo que pude hacer fue abrazarla y decirle: ‘Está todo bien’. Y fue difícil. Lo fue, lo perdimos todo”. Mientras contaba esto, el hombre lloraba.

“Creo que realmente jugó con mi ingenuidad y con mi ignorancia en la materia de criptomonedas”, señaló Nichole Hutchinson, que actualmente vive junto a su padre en una casa rodante, una caravana que montaron en un autobús.

Nichole Hutchinson vive con su padre en una casa rodante luego de ser estafada en una supuesta inversión de criptomonedas en la que perdió US$390.000
Nichole Hutchinson vive con su padre en una casa rodante luego de ser estafada en una supuesta inversión de criptomonedas en la que perdió US$390.000CBS

La joven y su padre decidieron salir a contar su historia para que nadie viva una experiencia semejante a la de ellos, que terminaron estafados y sin un dólar en sus bolsillos. “Solo espero que otros no tengan que caer en la trampa. Entonces, si compartir lo que nos pasó ayuda, estoy muy agradecida por esta oportunidad de difundirlo”, señaló Hutchinson.

No es un caso aislado

La CBS informó que lo que les ocurrió a Nichole y Melvin Hutschinson está lejos de ser un caso aislado. Según este medio, en el año 2021 solamente, en total, las víctimas de diversas estafas en torno a las criptomonedas perdieron más de US$7.700 millones de dólares.

Es más, el tipo de estafa que sufrieron los Hutchinson tiene hasta un nombre en la jerga de la delincuencia. Se le dice “el timo de la matanza de cerdos”. El nombre se relaciona con el hecho de cómo se engorda a un puerco antes de sacrificarlo. Pasa igual con las víctimas de las trampas con criptomonedas, que antes de ser despojados de sus ahorros, ven cómo sus cuentas ’engordan’ de manera notable.

Nichole Hutchinson vendió la casa de su madre recientemente fallecida para comenzar una nueva vida en otro estado, pero perdió todo el dinero en una estafa y ahora vive con su padre en una casa rodante
Nichole Hutchinson vendió la casa de su madre recientemente fallecida para comenzar una nueva vida en otro estado, pero perdió todo el dinero en una estafa y ahora vive con su padre en una casa rodanteCBS

El dinero de las víctimas comenzó en cuentas legítimas de criptomonedas, pero los enlaces a los que les pidieron que se transfirieran los fondos correspondían a billeteras digitales de los delincuentes”, explicó Rich Sanders, que investiga este tipo de estafas como fundador de la compañía Cipherblade, dedicada a develar delitos informáticos.

Esta entidad descubrió que muchas cuentas falsas de este tipo parecían estar vinculadas a los mismos estafadores que perjudicaron a los Hutchinson, y que podrían haberse robado más de US$20.000.000. Sanders señaló que podrían todos formar parte de la misma red organizada que opera desde Asia y se aprovechan de las víctimas sin experiencia.

Crypto.com, en tanto, advirtió a los consumidores que tomen medidas para asegurarse de que las cuentas a las que se transfiera el dinero desde ese sitio sean seguras y legítimas.