Rusia anuncia que bombardeará infraestructura militar en Kiev

La ofensiva rusa continúa por cuatro frentes. Un convoy militar avanza hacia la capital desde el norte; en el noreste siguen los cruentos bombardeos sobre Járkov. El alcalde de la ciudad de Jersón aseguró que las fuerzas del Kremlin están “instalando puntos de control en las entradas”. Blinken ratificó el alineamiento norteamericano con el gobierno de Zelensky.

El ejército ruso bombardeó hoy el centro de Jarkov, segunda ciudad más poblada de Ucrania, y los proyectiles impactaron los edificios gubernamentales ubicados en la plaza principal, denunciaron las autoridades locales.

Luego de esos bombarderos, Rusia adelantó que atacará las infraestructuras de los servicios de seguridad ucranianos en Kiev, por lo que instó a evacuar a los civiles que viven cerca, mientras avanza por tierra hacia la capital con una columna de más de 60 kilómetros de blindados y artillería.

“Para detener los ataques informáticos contra Rusia, se llevarán a cabo ataques con armas de alta precisión contra infraestructuras tecnológicas del SBU (servicio de seguridad) y del centro principal de la unidad de operaciones psicológica de Kiev”, indicó el vocero del Ministerio de Defensa, Igor Konashenkov.

“Instamos a los habitantes de Kiev que viven cerca de los centros de retransmisiones a abandonar su domicilio”, agregó en declaraciones que reproduce la agencia de noticias AFP.

Estas declaraciones tienen lugar en momentos en que las fuerzas rusas, que invadieron Ucrania el jueves, redoblan los esfuerzos para apoderarse de la capital.

Las imágenes de satélite de la empresa estadounidense Maxar captaron durante la noche una columna de 64 kilómetros de vehículos y artillería que se desplazaba en dirección de Kiev.

La avanzada de este convoy estaba ya cerca del aeropuerto de Antonov, a unos 25 kilómetros de la capital.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, afirmó que la capital Kiev y Jarkov, la segunda ciudad en cantidad de habitantes y que este martes sufrió bombardeos en su centro, son los principales objetivos de la ofensiva rusa.