La FIFA suspende a Rusia de toda competición y además de sanciones impuestas por otras instituciones deportivas

Encolumnados tras la recomendación del Comité Olímpico Internacional son varias las instituciones deportivas mundiales que decidieron castigar a Rusia con firmeza. En el fútbol FIFA modificó sus sanciones y endureció su postura en menos de 24 horas. Mientras tanto, en el básquet la Euroliga decidió suspender los partidos que involucren equipos rusos pero la FIBA no se pronunció al respecto. En el tenis y en la esgrima los representantes ucranianos decidieron retirarse para no enfrentarse a sus colegas rusos.

Un conflicto bélico que se cobra la vida de cientos de inocentes y obliga a otros tantos a huir de su tierra no puede pasar como si nada en el mundo del deporte. Ante la presión popular, la decisión del Comité Olímpico Internacional (COI) de instar a todas las instituciones deportivas globales a vetar a Rusia y Bielorrusia, en consecuencia a todos sus deportistas, de las competencias a nivel continental y mundial sacudió la mañana del lunes y caló hondo en el mundo deportivo.

FÚTBOL

En las primeras horas de la tarde del lunes FIFA, en conjunto con UEFA, decidieron expulsar a los seleccionados rusos y a los equipos de ese país de todas las competencias continentales y globales. 

Con esas medidas, Polonia pasará automáticamente a la final y el Leipzig, rival del Spartak, a cuartos de la Liga Europa.

Esta decisión está totalmente contrapuesta a la tomada el domingo, cuando la entidad madre del fútbol mundial había determinado que Rusia dispute el repechaje en su camino a Qatar 2022 frente a Polonia, fuera de su territorio, compitiendo bajo la denominación de “Unión de Fútbol de Rusia” sin su bandera y sin su himno.

Estó provocó el estallido de la Federación Polaca (PZPN) y de los principales referentes del seleccionado. Kulesza, Presidente de la PZPN, a través de una red social, se mostró contundente: “La decisión de la FIFA es totalmente inaceptable. No nos interesa participar en este juego de apariencias. Nuestra postura sigue intacta: la selección nacional de Polonia NO JUGARÁ contra Rusia, sin importar el nombre del equipo”, escribió.

A Kulesza, se unió al arquero Wojciech Szczęsny desafiando a la FIFA: “A ver si tiene huevos de castigar a Rusia eliminándola del Mundial”, dijo. Y, junto a Polonia, Suecia y República Checa, protagonistas de la otra eliminatoria de semifinales, también se posicionaron en contra de enfrentarse en una posible final a Rusia.

Mientras tanto, la propia UEFA y el conjunto alemán Schalke 04 decidieron romper su contrato de patrocinio con Gazprom, el conglomerado energético ruso que manda en el mercado de las energías no renovables a nivel mundial.

BASQUET 

La Euroliga prácticamente siguió los pasos de FIFA y UEFA y tras la reunión de la Junta Ejecutiva de Accionistas, anunció la suspensión de la participación de los tres equipos rusos (CSKA Moscú, UNICS Kazán y Zenit San Petersburgo) en la Euroliga y del Lokomotiv Kuban en la Eurocup. Si el conflicto bélico no evoluciona hacia su disolución, todos los partidos de la temporada regular contra equipos rusos serán anulados.

Ante este panorama, Zenit ha confirmado la baja de Shabazz Napier y pronto le seguirán Tyson Carter, Jordan Loyd, Billy Baron, Conner Frankamp, Alex Poythress, Mateusz Ponitka, Jordan Mickey, Mindaugas Kuzminskas y Arturas Gudaitis. Sin duda, el golpe al baloncesto ruso, ha sido durísimo y también a nivel económico, ya que la Euroliga congeló su relación de mercadotecnia con el VTB Bank ruso.

Por su parte, la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA) por ahora, decidió mudar los partidos que debían jugarse en territorio ruso y ucraniano pero no ha condenado los ataques iniciados por el Kremlin. 

BÁDMINTON, ESGRIMA, JUDO, TAEKWONDO Y NATACiÓN

La Federación Internacional de Bádminton (BWF) anunció la cancelación de todos los torneos previstos en Rusia y Bielorrusia. Es sabido que Vladimir Putin es un hombre ligado a todos los deportes pero sobre todo a las artes marciales: La World Taekwondo, la federación internacional de este deporte, retiró al mandatario ruso el cinturón negro honorífico de 9º dan. Por su parte, la Federación Internacional de Judo ha suspendido al presidente de Rusia, como presidente de honor y embajador del organismo tras la ofensiva rusa en Ucrania.

“A la luz del conflicto bélico en curso en Ucrania, la Federación Internacional de Judo anuncia la suspensión del estatus del señor Vladimir Putin como presidente honorario y embajador de la Federación Internacional de Judo”, confirmó el organismo en un comunicado.

Mientras tanto, el conjunto masculino ucraniano de florete se negó a medirse a Rusia el sábado en los octavos de final de la Copa del Mundo de El Cairo como protesta por la invasión a su territorio por parte de las tropas de Putin.

La retirada, aplaudida por el público y hasta por los propios rivales, facilitó el pase a cuartos de los rusos (terceros cabezas de serie) que acabaron perdiendo la final ante Estados Unidos.

Cabe recordar que Rusia es toda una potencia mundial en esgrima y el presidente de la Federación Internacional es el ruso Alisher Burjánovich Usmánov, hombre cercano a Vladimir Putin, que según Forbes, en mayo de 2016, era el tercer hombre más rico de su país.

Por último, la Federación Internacional de Natación decidió este martes retirar al presidente ruso Vladimir Putin la Orden que le entregó en 2014 y anunció que los nadadores de ese país y de Bielorrusia solo podrán competir como neutrales, sin símbolos, banderas o himnos.

VOLEY, FÓRMULA 1 Y RUGBY

Mientras tanto, la Volleyball World (ex FIVB) tardó su reacción ante el conflicto bélico, pero este martes anunció la mudanza del mundial masculino que debía disputarse en Rusia y buscará alternativas de sede para un certamen que se disputará entre los meses de agosto y septiembre de este 2022.

Por su parte la FIA, suspendió el Gran Premio de Sochi y analiza uno por uno los acuerdos de patrocinio firmado y a la escudería Haas propiedad de Mazepin, otro hombre millonario y cercano a Vladimir Putin. 

En tanto, la última institución deportiva en expresarse fue la World Rugby que suspendió a Rusia y Bielorrusia de todas sus competiciones como instó el COI, el lunes temprano.

El mundo del deporte no hizo la vista gorda y sentó su posición ante la invasión rusa y el conflicto bélico desatado en Ucrania. Ya nada será igual.