Estafas, pirámides y esquemas Ponzi: la Corte intervendrá

Las estafas piramidales y la utilización de criptomonedas quedaron en el centro de la polémica luego de conocerse el caso del holding Generación Zoe, liderado por Leonado Cositorto, sobre quien pesa un pedido de captura internacional.

Un caso similar ingresó a la Corte Suprema de Justicia en noviembre último. Los supremos tienen que definir un conflicto de competencia contra la firma Intense Live, una empresa que, bajo el esquema de Ponzi, presuntamente captaba inversionistas en Tucumán con la promesa de altas tasas de rendimiento con poco riesgo para su inversión.

Todo comenzó a principios de 2021 por una denuncia contra dos personas a quienesacusaron de supuestamente captarinversionistas “a fin de sacarles dólares, con la promesa de que ganarían el 20% mensual de lo invertido, para luego fugar ese dinero del país por medio de empresas financieras online, evadiendo impuestos y estafando”.

La causa recayó en sus inicios en el Juzgado Federal N°2 de Tucumán, a cargo de Fernando Poviña, pero el representante del Ministerio Público Fiscal opinó que debía pasar al fuero ordinario.

Sin embargo, la jueza penal Isolina Apás Pérez de Nucci rechazó la competencia. Este conflicto llegó la Cámara Federal de Apelaciones de Tucumán, donde se declaró la competencia del Juzgado Federal N°2 para continuar la investigación.

En diálogo con Data Clave, el abogado Alfredo Aydar explicó que la Corte Suprema de Justicia debe definir la competencia y señaló que “en breve se va a resolver”. Explicó, asimismo, que el cese en los pagos se produjo en enero de 2021 y que las querellas comenzaron a presentarse varios meses más tarde “porque la gente sigue con la esperanza de poder cobrar”.

Esta situación le dio tiempo a los “estafadores y delincuentes para organizarse” “pasar bienes o crear fidecomisos” con el objetivo de “evadir sus responsabilidades”, detalló el letrado.

Docenas de vecinos ya se presentaron en la Justicia y otros tantos se preparan para hacerlo. Sin embargo, según los cálculos de los letrados intervinientes, son más de 15 mil las personas afectadas provenientes, en su gran mayoría, de la provincia de Tucumán, pero también hay damnificados en Salta y Santiago del Estero.

Al respecto, Aydar resaltó que estas firmas muestran una “fantasía” con vehículos de alta gama, casas lujosas y bienes para que la “gente crea que en pocos meses se van a convertir en millonarios”.

El otro caso del NOA

En las últimas semanas, la empresa Adhemar Capital, radicada en Catamarca, comenzó a “restructurar” contratos lo que generó la preocupación de los inversores, quienes se acercaron a las oficinas para reclamar su dinero. 


La firma de Edgar Adhemar Bacchiani, que operó durante casi dos años, prometía pagar a los ahorristas altos intereses mensuales. Al igual que en el caso de Generación Zoe, las autoridades comenzaron una investigación para determinar si se trataría de un esquema piramidal.

La próxima semana se presentará una querella contra Adhemar. En promedio los damnificados invirtieron 500 mil pesos, aunque también recibían inversiones en moneda extranjera bajo la promesa de retornos del 18 por ciento.

A modo de ejemplo, la firma prometía 18 mil dólares de ganancia mensual con una inversión de 100 mil dólares, y duplicar los ahorros en tan sólo seis meses de contrato.