Rusia y Ucrania: 4 claves para entender el inicio de la operación militar declarada por Vladimir Putin

En la mañana del jueves el presidente ruso, Vladimir Putin, anunció una “operación militar especial” en el este de Ucrania. Inmediatamente después se escucharon las primeras explosiones en diversas ciudades ucranianas.

Ya el lunes Putin había anunciado el envío tropas rusas a las regiones rebeldes de Donetsk y Luhansk, luego de reconocer la independencia de ambas.

Putin asegura que no quiere invadir el país vecino, pero Europa teme una guerra que involucre a más países. El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, aseguró el miércoles que “el mundo hará responsable a Rusia”.

Se trata del último capítulo de un conflicto que se remonta al menos hasta 2014, cuando Rusia tomó el control del territorio ucraniano de Crimea y apoyó a las fuerzas separatistas prorrusas en las regiones de Donetsk y Luhansk.

Pero, ¿qué pasó en las últimas horas y cómo llegamos a este conflicto?

1. ¿Qué dijo Putin al anunciar la “operación militar especial”?

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, anunció este jueves una “operación militar especial” en la región del Donbás, en el este de Ucrania.

Así lo comunicó en un discurso televisado que ocurrió al mismo tiempo que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas le imploraba que detuviese cualquier acción bélica.

Putin dijo que la operación busca la “desmilitarización y desnazificación de Ucrania”.

Según explicó, la decisión fue tomada después de recibir una petición de ayuda de los líderes de los territorios separatistas respaldados por Rusia formados en el este de Ucrania en 2014, aunque desde hace semanas la inteligencia occidental había alertado de una potencial invasión.

“Tomé la decisión de llevar a cabo una operación militar especial. Su objetivo será defender a las personas que durante ocho años sufren persecución y genocidio por parte del régimen de Kiev”, señaló el presidente ruso, en una afirmación para la que no ha presentado evidencias.


Putin pidió a los soldados ucranianos que depongan las armas de inmediato.

“Todos los miembros del servicio del ejército ucraniano que sigan estas demandas podrán abandonar la zona de batalla”, dijo.

También hizo lo que parecía ser una advertencia a otros países, como Estados Unidos, que han apoyado a Ucrania.

“Cualquiera que intente interferir con nosotros, o más aún, crear amenazas para nuestro país y nuestro pueblo, debe saber que la respuesta de Rusia será inmediata y lo llevará a consecuencias como nunca antes ha experimentado en su historia. Estamos listos para cualquier giro de los acontecimientos”.

2. ¿Cuál fue la reacción de Ucrania?

El ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dimitro Kuleba, señaló poco después del anuncio que “varias ciudades ucranianas están bajo ataque”.

“Putin acaba de iniciar una invasión total de Ucrania. Es una guerra de agresión. Ucrania se defenderá y vencerá”, señaló. “El mundo debe frenar a Putin”, reclamó.

Este jueves en la mañana se anunció que Ucrania rompía relaciones diplomáticas con Rusia.

Poco antes del anuncio de Putin y del inicio de la operación militar, el presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, realizó un emotivo discurso en televisión.

Zelensky primero habló en ucraniano y advirtió que una invasión rusa sería “el inicio de una gran guerra en el continente europeo”.

Luego cambió al ruso y en ese idioma pidió a la población del país vecino que rechace un ataque y señaló que les están mintiendo sobre Ucrania.

“Ellos dicen que la llama [de la guerra] liberará al pueblo de Ucrania, pero los ucranianos son libres”, sostuvo, según informa la corresponsal de la BBC en Europa del Este Sarah Rainsford.

El líder de Ucrania subrayó que su país está listo para un ataque ruso y advirtió: “No necesitamos ninguna guerra, ni fría, ni caliente, ni híbrida. Pero si las tropas nos atacan, si intentan tomar nuestro país -nuestra libertad, nuestras vidas, las vidas de nuestros hijos-, nos defenderemos”.

“Si nos atacan, verán nuestras caras, no nuestras espaldas”, dijo el presidente ucraniano.

3. ¿Cómo justifica Putin la “operación militar”?

El lunes, Putin ya había pronunciado un discurso televisado en el que anunció que reconocía la independencia de dos áreas de Ucrania controladas por separatistas respaldados por Rusia.

Eso fue visto por lo analistas como el paso previo a la operación militar. De hecho, este mismo miércoles las regiones rebeldes prorrusas en Ucrania pidieron a Putin el envío de tropas.

Entre los razonamientos de Putin contra Ucrania los hay de orden histórico y de seguridad.

El lunes afirmó que Ucrania no tenía antecedentes de ser una nación real y acusó, a las autoridades ucranianas de corrupción.

Poco después del anuncio, Putin firmó una orden para que las tropas realizarían “funciones de mantenimiento de la paz” en ambas regiones rebeldes.

“Permítanme enfatizar una vez más que Ucrania para nosotros no es solo un país vecino. Es una parte integral de nuestra propia historia, cultura, espacio espiritual”, dijo.

Acusó, además, al gobierno de Ucrania de ser un “títere” de EE.UU. y alegó, sin fundamentos, que los ucranianos están siendo “brutalizados” por sus dirigentes y que el país podría obtener armas nucleares y representar una amenaza mayor para Rusia.

Durante el discurso, Putin volvió a repetir los peligros de que Ucrania sea admitida a la OTAN (la organización no tiene ni siquiera en agenda su aceptación y es solo una aspiración de Kiev) y aseguró que si el país se une a la alianza, Rusia estaría en riesgo de un “ataque”.

Putin afirma además, sin pruebas, que existe un “genocidio” de Ucrania contra los rusoparlantes del este del país.

4. ¿Cómo se llegó a esta situación?

Los antecedentes hay que encontrarlos en 2014, cuando Rusia tomó el control de Crimea y apoyó a las fuerzas separatistas en el este de Ucrania.

Los grupos rebeldes crearon repúblicas populares en Donetsk y Luhansk.

El conflicto se ha cobrado hasta ahora unas 14.000 vidas.

El 18 de febrero pasado, el servicio ucraniano de la BBC informó que la artillería pesada y los morteros disparados en la región fueron los más pesados en años.

En su último informe, los monitores internacionales de la Organización para la Seguridad y la Cooperación de Europa informaron de cientos de violaciones del alto al fuego entre el 17 y el 18 de febrero.

Los líderes de las dos áreas disidentes respaldadas por Rusia anunciaron la evacuación de los residentes y dijeron que Ucrania había intensificado los bombardeos y planeaba un ataque.

Denis Pushilin, jefe de la República Popular de Donetsk (DNR), anunció una evacuación en un video supuestamente filmado el viernes. Sin embargo, un análisis de la BBC de los metadatos del video mostró que había sido grabado antes de que estallaran las hostilidades.

En noviembre del año pasado Rusia empezó a desplegar grandes cantidades de tropas en áreas cercanas a la frontera con Ucrania.

Pero el 15 de febrero Putin sugirió que habría una retirada parcial de las fuerzas rusas.

Sin embargo, Ucrania y sus aliados dijeron que no hubo una reducción en el número de tropas rusas en las zonas fronterizas.

“Siempre han desplegado fuerzas de un lado a otro”, dijo el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, un día después del anuncio de Rusia.

“Ha sido un gran (movimiento) hacia arriba y hacia abajo, de ida y vuelta, todo este tiempo; pero la tendencia en las últimas semanas y meses ha sido un aumento constante de las capacidades rusas cerca de las fronteras con Ucrania”.