Fotomultas: La polémica en Mar del Plata que pone a Montenegro bajo la lupa

El convenio firmado por el intendente PRO, en tela de juicio opositor. Miles de millones en danza. Malestar por el porcentaje que quedaría en la comuna.

Una polémica de magnitud flota sobre las aguas picadas de la política marplatense. Tiene que ver con el convenio para la implementación del sistema de fotomultas que el intendente Guillermo Montenegro (PRO) firmó con la Universidad de San Martín y que busca convalidar en el Concejo Deliberante local. Luego de una sesión especial en donde predominaron los fuertes cruces entre el oficialismo y el arco opositor ante numerosos aspectos que ponen en tela de juicio la transparencia del convenio, el expediente en cuestión volvió a comisiones, aunque en esa decisión también afloraron cortocircuitos, al omitirse una comisión (Educación) que estaba prevista inicialmente y en donde la oposición cuenta con mayoría.

Uno de los ejes de la discordia surge de la recaudación que quedaría en las arcas municipales de avalarse el convenio. Según detallaron voces de la bancada del Frente de Todos (FdT), de lo recaudado, la comuna se quedaría solo con el 24% del total, cuando en el convenio anterior que el actual Ejecutivo dio por finalizado unilateralmente en julio pasado con la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), el municipio se quedaba con el 50%. No es un dato menor para la oposición que, en una simulación de recaudación que hicieron, concluye que las 198 cámaras que se prevén instalar registrarían multas por alrededor de 60 mil millones de pesos.

Del resto a repartir, la Provincia se quedaría con un 20% y el 56% restante sería para quien opere el servicio. Es ahí donde la oposición alerta que detrás del convenio con la Unsam está un privado. Ante eso, las preguntas que varios concejales empiezan a hacer abiertamente se enfocan en la empresa Secutrans, la cual se haría cargo del sistema, aunque no figura en el expediente.

El convenio previo, con la UTN, lo había firmado en febrero de 2018 el intendente Carlos Fernando Arroyo. En julio de 2018 comenzaron a operar cuatro cinemómetros móviles en diversas zonas del distrito, pero, desde entonces, se suscitaron tensiones dentro de la comisión de Seguimiento y Monitoreo del sistema (incluso dentro del propio oficialismo) que dificultó la concreción de reuniones, la evaluación de multas y, por ende, su ejecución y cobro. Amén de eso, voces con conocimiento de la implementación de aquel convenio deslizaron que, en 2019, la comuna recibió de la Provincia $ 14.259.420 correspondientes al 50% de los ingresos por fotomultas.

Con la finalización del contrato a mediados del año pasado, la UTN le hizo entrega al Municipio del equipamiento instalado. Precisamente en el aspecto de equipamiento también hay interrogantes, tanto en materia de homologaciones como en lo relativo a los servicios que se prestarán en concreto.