Detrás del asesinato del argentino en Playa del Carmen habría negocios vinculados al coronavirus

Federico Mazzoni era gerente de un club de playa en México y fue acribillado de dos balazos en la cabeza. En las jornadas previas al crimen hubo fuertes tironeos y hasta amenazas entre empresarios por negocios vinculados al coronavirus. No descartan que haya un involucramiento político del propio gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González.

El argentino que trabajaba en México, identificado como Federico Mazzoni, fue asesinado de dos disparos en la cabeza en el club Mamita’s Beach Club al cual regenteaba en Playa del Carmen. Los datos preliminares indican que fue acribillado en uno de los baños. Investigan si el hecho no se trata de un “ajuste de cuentas” con el trasfondo de un delicado entramado de corrupción política y empresarial.

Este es el segundo ataque armado registrado en la provincia de Quintana Roo en menos de una semana. El pasado viernes 21 de enero habían sido dos turistas canadienses que tenían un historial criminal y que fueron asesinados con el mismo mecanismo: en el interior de un hotel, esta vez en Xcaret.

“La #FGEQuintanaRoo informa que inició carpeta de investigación por el homicidio de un empleado de un restaurante en el Municipio de Solidaridad. Agentes de la #PDI y peritos están en el lugar recabando entrevistas y evidencias para identificar al o los participantes en estos hechos”, informó la dependencia a través de sus redes sociales.

La Fiscalía General del Estado de Quintana Roo (FGE) informó a través de un comunicado que ya iniciaron las tareas de investigación en el caso de la muerte sospechosa del argentino, donde harán foco en los testigos y los turistas presentes en el hotel.

Mazzoni era gerente de Mamita’s Beach Club y una persona muy de confianza del empresario, Jorge Marzuca Fuentes, dueño de uno de los clubes más conocidos de la zona de Quintana Roo y México.

En el último tiempo, Marzuca Fuentes tuvo grandes disputas abiertas con otro empresario denominado Jorge Brizuela Guevara alias “El Venezolano”, un hombre muy amigo del gobernador Carlos Joaquín González y con adjudicaciones de negocios vinculados al coronavirus.

Según portales de ese distrito, Brizuela Guevara, a través de su amistad con el gobernador de Quintana Roo, obtuvo el contrato de arredramiento de las carpas médicas Covid-19 en los hospitales de SESA de Cancún y Chetumal.

Sin embargo, varios empresarios y proveedores de servicios denunciaron que esta persona no ha pagado la deuda que tiene con tres de sus abastecedores y subcontratados desde el año pasado. Sin embargo, los empresarios denunciaron que fueron amenazados por esta misma persona y hasta aseguraron que buscaban retenerles sus bienes desde el poder político.

En una entrevista que concedieron en el programa “Entrelíneas” en Despierta Quintana Roo, los empresarios Marzuca Fuentes, Víctor Hugo Salas y Omar Macías, que participaron en la instalación, construcción y financiamiento de las carpas, señalaron que en lugar de pagos han recibido amenazas de Brizuela Guevara hasta la fecha, por lo que los dos primeros anunciaron que recurrirán a las autoridades a denunciarlo.

Son casi $30 millones que “El Venezolano” y su esposa Vanessa Lizeth Vargas Flores no han pagado por los servicios y bienes que les aportaron para las carpas, de lo cual está enterada la Secretaría de Salud del estado (SESA), a cargo de Alejandra Aguirre Crespo, que todavía no intervino en el proceso. De hecho, este empresario acusó a Marzuca Fuentes de haber filtrado los documentos en el que se expuso la contratación directa de sus servicios.

El mega escándalo de corrupción llegó hasta los puntos más altos de la política mexicana. El propio Brizuela Guevara filmó un video para el presidente Andrés Manuel López Obrador asegurando a finales de diciembre del 2020 que él había montado las carpas médicas y que a la fecha no debía un solo peso a sus acreedores. El mandatario mexicano había expuesto a Brizuela Guevara por haberse adjudicado un negocio vinculado al covid-19 por su amistad con el gobernador.

Volviendo a la investigación por la muerte del argentino, las fuerzas de seguridad aseguraron el perímetro y dieron inicio al operativo para dar con el asesino. “Tenemos el homicidio de una persona por disparo de arma de fuego, la primera investigación señala que fueron dos sujetos los que ingresaron, estuvieron platicando con la ahora víctima y posteriormente huyeron. No hay probabilidad de que tenga relación con el ataque en el hotel Xcaret”, indicó el fiscal general de Quintana Roo, Oscar Montes de Oca.

Por su parte, la directiva de Mamita’s Beach Club publicó un comunicado en el que lamentaron los hechos ocurridos en sus instalaciones, pero no dieron más información sobre el caso. “Con mucho pesar, lamentamos el hecho registrado la tarde de este martes en nuestras instalaciones. Externamos nuestras condolencias y oraciones para familiares de nuestro colaborador”, expresó el club de playa.