Por decisión de Conmebol se mantienen las 5 sustituciones para todas las competencias durante 2022

Pese a la intención del Consejo del organismo de volver a los tres cambios por cada equipo, la nueva ola de Covid-19 postergó esta iniciativa para 2023. Además, en el caso de alargue en la final única, los equipos podrán hacer, excepcionalmente, una sexta sustitución. Detalles.

Pese a la intención del Consejo de Conmebol de volver a los tres cambios por cada equipo, la nueva ola de COVID-19 postergó esta iniciativa para 2023 y decidió mantener la ‘Regla Temporal’ con las 5 sustituciones para la Copa Libertadores y Sudamericana durante 2022.

Esta mañana, el organismo sudamericano le comunicó a sus diez asociaciones miembro la continuidad de esta medida. Se permitirán un máximo de 5 sustituciones de jugadores para cada equipo, siguiendo las reglamentaciones de IFAB/FIFA para la implementación de dichos cambios, detalla el documento. Y agrega que en el caso de alargue en la FINAL ÚNICA, los equipos podrán hacer, excepcionalmente, una sexta sustitución.

Tweet de CONMEBOL Media
Y aclara que esta sexta sustitución mencionada está de acuerdo con las Reglas del Juego aprobadas por IFAB/FIFA, en vigor desde el 1ro de junio de 2018.

La IFAB recomendó mantener de forma permanente la opción de los cinco cambios
A medidados del 2021, los paneles asesores Técnico y de Fútbol de la International Board (IFAB) recomendaron mantener la opción de hacer cinco cambios de forma permanente y que sean las competiciones las que decidan al respecto en función de sus necesidades.

Tras su introducción en mayo de 2020 por la expansión de la pandemia del coronavirus y la prórroga para permitirlos hasta el 31 de diciembre de 2022, ambos paneles se pronunciaron de esta forma “a raíz de una serie de solicitudes de confederaciones, asociaciones, ligas y otras partes interesadas para que esta opción se introduzca de forma permanente en las Reglas del Juego (edición 2022/23)”.

Según informó la IFAB, la recomendación de estos paneles es que las competiciones deberían poder decidir sobre el aumento del número sustituciones de acuerdo con las necesidades de su entorno futbolístico, mientras que el número actual de oportunidades para hacer las mismas (tres más el descanso) debería permanecer igual.